CASTELLA primera salida a hombros de la feria.


por Alberto Lopera

VALENCIA.  Sebastián Castella ha abierto esta tarde la primera puerta grande de la Feria de Julio en Valencia. El francés ha cortado una oreja de cada toro de su lote en un festejo en el que El Fandi saludó una ovación en el que abrió plaza y Daniel Luque fue silenciado. La corrida de Núñez del Cuvillo ha tenido dos partes claramente diferenciadas: una primera con tres toros buenos, de alta nota, y una segunda mucho más deslucida.

Castella, que en su turno anterior de quites toreó por tafalleras, inició la faena por estatuarios para, después, disfrutar de las humilladas y largas embestidas del animal. No importaron las miradas finales hacia tablas, pues, para cuando éstas llegaron, ya había regalado un buen número de embestidas. El francés toreó templado y correcto por los dos pitones, tirando bien de la res y rompiéndose más en un par de naturales de muy bello trazo. Los redondos finales precedieron a la estocada -trasera y desprendida- y ésta, a la oreja concedida por el usía.

Mejor anduvo con el quinto -que también manseó en los primeros tercios- en una faena cargada de mérito por la compleja condición del toro, cuya muerte brindó sorpresivamente al público. Tras los cambiados por la espalda iniciales -y un par de templados desdenes- comenzó firme sobre la diestra para elevar la faena a continuación con la mano zurda en dos series de indudable importancia. Sacó agua de un pozo casi seco, logrando fijar el inicialmente suelto carácter del toro antes de pegarse un serio arrimón al final. Mató de estocada trasera y ligeramente caída y aseguró la salida a hombros.

Tercera de la Feria de Julio. Toros de Núñez del Cuvillo, de fea presentación. Buenos los tres primeros, más deslucidos los tres últimos. El manso cuarto, además, sacó peligro. EL FANDI: Ovación con saludos tras petición y silencio; SEBASTIÁN CASTELLA: Oreja y oreja con petición de la segunda; y DANIEL LUQUE: Silencio y silencio. Entrada: Más de un tercio. Al finalizar el paseíllo se guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas del accidente ferroviario de Santiago. Destacaron en el sexto con los palos Antonio Manuel Punta y en la brega José Chacón.