Iván Fandiño el mejor ayer en Valencia.


por Alberto Lopera

Juan José Padilla no ha querido salir a hombros a pesar de haber cortado dos orejas esta tarde en Valencia. El jerezano paseó un trofeo de cada toro de su lote por dos faenas fundamentalmente entregadas, pues la condición de sus oponentes no dio para mayores brillos. La división de opiniones generada al recibir el segundo trofeo provocó que el Ciclón prefiriera salir andando del coso.

Los pasajes más artísticos e importantes del festejo corrieron a cargo de Iván Fandiño, que cuajó al buen tercero, el único animal destacable de un deslucido encierro de Las Ramblas. Finito de Córdoba, por su parte, dejó sólo algunos apuntes de su concepto con el primero.

Otro trofeo paseó Iván Fandiño del tercero tras dejar sensación de torero redondo, en sazón. El toro, de distinta construcción que sus hermanos anteriores, con cuello y mejores hechuras, cantó su buena condición de salida, humillando bien al capote de Fandiño. Con un punto más de brío hubiera resultado sobresaliente. El de Orduña, muy asentado durante toda la lidia, toreó al burel con temple, autoridad y buen gobierno, exhibiendo siempre una tremenda firmeza de plantas. Encajado, roto por momentos -llegó a descalzarse al natural-, cuajó pases con la zocata al ralentí, plenos de profundidad y hondura. El animal, que tuvo clase y nobleza, aún pareció mejor en sus manos, pues el vizcaíno le dio los tiempos justos y ayudó en el trazo del muletazo cuando lo requería el buen castaño de Las Ramblas. Terminó con manoletinas y mató de un fenomenal espadazo.

Valencia, 24 de julio de 2013. Segunda de la Feria de Julio. Toros de Las Ramblas, desiguales de presentación y deslucidos salvo el buen 3º. FINITO DE CÓRDOBA: Silencio tras aviso y silencio; JUAN JOSÉ PADILLA: Oreja y oreja tras aviso con división de opiniones; e IVÁN FANDIÑO: Oreja y silencio. Entrada: Un tercio.