Luis Bolívar sensacional, a hombros en Santander


por Alberto Lopera

Una sensacional actuación de Luis Bolívar en la última corrida de la feria de Santander. cortó dos orejas, que han debido ser tres, pues el presidente le robó la segunda en el último toro, y salió a hombros de la plaza después de esa gran actuación con toros de Victorino Martín, los más temibles de España.

Luis Bolívar cortó una oreja del tercer victorino de la tarde, un toro soso y al que el colombiano le extrajo una meritoria faena. Muy por encima el torero, que logró una faena con pasajes de calidad y buen gusto. Mató de una gran estocada que por sí sola valió una oreja. Gran faena de Luis Bolívar con mayúsculas del colombiano al sexto que cerró la función. Si bien estuvo con el capote, mejor con la franela en una faena templada, serena, de bun gusto y gobierno ante un toro importante de victorino. Hubo conjunción entre toro y torero en una labor intensa que coronó de una estocada arriba. Era faena de premio grande, que el palco negó al colombiano. Oreja de peso.

Abrió plaza un toro de Victorino Martín, bien hecho, que resultó probón, reservón y con cierto peligro. Lo intentó un voluntarioso Francisco Marco, en una labor sin lucimiento alguno. Miguel Ventosa “Venturita” puso la plaza en pie en el segundo tercio. El banderillero de Francisco Marco fue volteado, cogiendo de nuevo los palos para clavar un par excepcional. Sufrió un varetazo en el muslo derecho. El torero navarro no tuvo suerte con un cuarto soso y parado ante el que cimentó un trasteo presidido por las ganas y la voluntad. Falló con los aceros. Silencio.

El que hizo segundo fue otro toro bien hecho con el que se lució la cuadrilla de Javier Castaño, que anteriormente lo toreó bien a la verónica. Exigente y encastado resultó el toro que humilló en los inicios pero que soltó la cara de mitad de faena en adelante. Más orientado el animal, la faena del salmantino tuvo emoción e intensidad. Marró con los aceros y fue silenciado. Con el quinto destacó de nuevo la cuadrilla al completo del salmantino y Tito Sandoval. Fue un toro éste con humillación, fijeza y repetición y Castaño lo aprovechó en series templadas por el pitón derecho, con mano baja y mando. Buen toro el de victoriano y faena firme y asentada del torero. Mató de una estocada tras pinchazo en los medios y paseó una oreja.

Santander, sábado 27 de Julio de 2013. Última de la Feria de Santiago. Toros de Victorino Martín, bien presentados, entipados y de variado juego. Destacaron quinto y sexto. FRANCISCO MARCO: Silencio y silencio tras dos avisos; JAVIER CASTAÑO: Silencio y oreja; LUIS BOLÍVAR: Oreja y oreja con fuerte petición de la segunda; Entrada: Dos tercios de plaza. Se desmonteró al completo la cuadrilla de Javier Castaño en el segundo y quinto y Miguel Ventosa “Venturita” en el cuarto. Destacó Tito Sandoval picando al quinto.