Alberto Aguilar sigue su triunfal temporada


por Alberto Lopera

Una buena y noble corrida de Antonio San Román se ha lidiando esta tarde en El Escorial. Un encierro de buena presencia, que se ha movido y ha posibilitado que se viva un lucido espectáculo.

Importante Antonio Ferrera con el primero, un ejemplar noble que no ha terminado de humillar. El extremeño lo ha toreado despacio y templado, destacando la entidad de su mano derecha. Tras una estocada ha cortado un trofeo. Frente al cuarto, un toro de peor condición, que no se ha rebosado nunca, el extremeño ha puesto mucho de su parte en una labor de máxima entrega.

Otra oreja ha paseado un dispuesto Javier Castaño que se mostrado variado y asentado. Faena animosa y de buen trazo frente a un ejemplar manejable. El quinto ha sido un toro con fondo, muy bien picado por Tito Sandoval en dos buenos puyazos. Tras lucirse la cuadrilla en banderillas, Castaño ha compuesto una faena templada y vistosa, inteligente y bien pulseada. Se llegó a pedir el indulto para el toro, pero se concedió llegando a sonar avisos antes de que el salmantino errase con el acero.

Alberto Aguilar se ha lucido manejando el capote, por verónicas. La faena frente al noble toro ha estado presidida por el temple y el ritmo sobre ambas manos. Ha cortado un trofeo tras pinchazo y estocada desprendida. El sexto ha sido el más complicado del encierro y Aguilar ha puesto toda la carne en el asador, planteando una labor poderosa y valiente que no ha tenido remate con la espada.

El Escorial (Madrid), 10 de agosto de 2013. Toros de Antonio San Román. De buena presencia y buen juego, muy nobles. El más complicado fue el 6. Antonio Ferrera, oreja y silencio; Javier Castaño, oreja y saludos tras dos avisos; Alberto Aguilar, oreja y saludos. Entrada: Media plaza. Saludaron en banderillas David Adalid y Fernando Sánchez.