Padilla y El Fandi broche de oro en Feria de Gijón


por Alberto Lopera

El primero, con el hierro de Vegahermosa, tuvo tanta nobleza y calidad como falta de fuerzas. Una voltereta a la salida del caballo lo mermó más si cabe y El Cordobés trató de mantenerlo en pie en una labor de enfermero entre las protestas de la afición. Lo mejor, la estocada entera en lo alta que dejó al toro para las mulillas. Toreó el de Arganda con despaciosidad de capa al cuarto, un toro noble pero con la fortaleza medida. Con la pañosa, lo mejor llegó en el toreo al natural, pausado y con ritmo, para después deleitar a los tendidos de sol con la habitual rana. Mató en buen sitio con media estocada. Tardó en echarse el de Jandilla y paseó un trofeo.

Juan José Padilla fue todo entrega ante el noble segundo. A saber: Dos largas cambiadas en el tercio, verónicas y chicuelinas y media de rodillas. Gallea ne nuevo por chicuelinas y es muy aplaudido en banderillas. El mejor el par al violín con que cerró el tercio. Tras brindar al público deja series muletazos por ambos pitones, más templados a diestras. Tras un final efectista con circulares y desplantes, llegan un pinchazo y una estocada desprendida de la que sale cogido con destrozos en chaleco y camisa de manera espectacular aparentemente sin consecuencias. Se piden las dos orejas que son concedidas. Tras pasar a la enfermería para ser atendido de un fuerte varetazo, Padilla brindó el quinto al Dr. Luis Fernández de Vega, que le atendió de su lesión ocular. Bueno el jabonero de Jandilla, el jerezano le aplicó el temple en dos buenas tandas de derechazos. Al natural bajó la intensidad y tras finalizar con molinetes y circulares y matar de manera habilidosa, paseó el tercer trofeo de su particular tarde.

El Fandi recibió al tercero con dos largas cambiadas de rodillas y varios lances ganado terreno. Tras brillar en el quite y con los palos, el granadino construyó una faena que tuvo mejores compases sobre el pitón diestro y que finalizó más metido entre los pitones. Tras matar de una estocada hasta la gamuza fue premiado con una oreja. Otro trofeo sumó del sexto, al que toreó de hinojos a la verónica y banderilleó con brillantez, especialmente en el primer par a la moviola. El de Jandilla, de poco fondo, permitió pocas alergias en una muleta que Fandi manejó de manera eficaz metiéndose al público en el bolsillo de manera efectista y amarrando la última puerta grande de la feria tras una estocada baja.

Gijón, 15 de agosto de 2013. 7ª y última de la Feria de Begoña. Toros de Jandilla, el 1º, con el hierro de Vegahermosa, nobles, manejables aunque faltos de raza. EL CORDOBÉS: Silencio y oreja; JUAN JOSÉ PADILLA: Dos orejas y oreja; EL FANDI: Oreja y oreja con petición de la segunda. Entrada: Casi tres cuartos de plaza.