Sensacional faena de Enrique Ponce en Bilbao


por Alberto Lopera

Sin orejas, todo cuanto pasó en el ruedo de Vista Alegre tuvo un importancia tremenda. Una seria corrida de Alcurrucén, por fuera y por dentro, exigió a una terna que anduvo a gran nivel. Enrique Ponce cuajó un gran obra al quinto, de triunfo grande de no haber marrado con la espada. Miguel Ángel Perera firmó una importante actuación. Muy sólido el extremeño, que hizo un sincero esfuerzo. Jiménez Fortes sufrió una cornada durante la faena del tercero.

Jiménez Fortes sufrió fuerte cornada por el tercero. Le perdió la cara el torero al finalizar una serie siendo empitonado por la parte interna del muslo izquierdo y teniéndolo mucho tiempo colgado del pitón. Una eternidad. El malagueño fue trasladado de inmediato a la enfermería de la plaza. Al parecer la cornada tiene orificio de entrada y salida. Hasta ese momento el torero estaba cuajando una templada actuación frente a otro toro astifinio que tuvo buena condición pero le faltó empuje en sus embestidas. Muy quieto y sereno, toreó con suavidad y pulso sobre ambas manos. Enrique Ponce fue el encargado de pasaportar al de Alcurrucén.

Enrique Ponce cuajó ante el primero una faena elegante, con distinción y naturalidad frente a un toro medio, que tendió a llevar siempre la cara a media altura. Lo entendió a la perfección el valenciano que lo empapó siempre de muleta y le atacó en el momento justo, provocando las embestidas para encajarse y relajarse por momentos. Capacidad y conocimiento. Templado el valenciano, toreó con gusto y torería. Exquisita fue una serie sobre la diestra y bellísimo el cambio de mano. Preciosos los detalles finales. Una estocada, un golpe de descabello y aviso. Ovación.

El quinto fue un toro con fondo de nobleza pero muy exigente, nada sencillo y muy bien entendido por Enrique Ponce que ha estado inmenso. Gran faena del valenciano que ha expuesto con suficiencia, valor, capacidad y cabeza. Mucha técnica, muchos conocimientos en todo cuanto le planteó al de Alcurrucén. Series redondas, tirando de su oponente con profundidad, llenando la escena. Obra grande del maestro valenciano. Sobre ambas manos. Naturalidad, creatividad, belleza, elegancia. Media estocada y media docena de descabellos le privaron de un premio bien ganado. Saludó una cálida ovación desde los medios.

Parte médico de Jiménez Fortes: Herida por asta de toro en tercio proximal de cara interna del muslo izquierdo, con dos trayectorias. Ambas desgarran el músculo recto interno. Una penetra en profundidad unos 12 cms. disecando la cara posterior del fémur. La otra, de trayecto superficial, subcutánea ascendente hasta región del pliegue inguino-escrotal. Ninguna afecta estructuras vasculares o nerviosas de entidad.

Exploración de ambos trayectos. Friedrich de orificio de entrada cutánea, lavado con suero. Hemostasia, colocación de drenajes y cierre por planos. Penrose inferior se ubica en región posterior del fémur. Penrose superior en trayecto superficial ascendente. Se inicia tratamiento antibiótico. Pronóstico reservado. Trasladado a la Clínica Virgen Blanca de Bilbao. Fdo. Dr. José Luis Martínez Bourio.