Única oreja para Urdiales al cierre en Bilbao


por Alberto Lopera

Diego Urdiales ha puntuado un año más con la corrida de Victorino Martín en Bilbao. El riojano obtuvo un apéndice del segundo, el mejor de la desigual victorinada que cerró feria. Le acompañaron en el cartel Antonio Ferrera, que pudo haber tocado pelo de no matar mal al cuarto, y El Cid, que saludó en el sexto tras una esforzada actuación.

Diego Urdiales paseó la oreja del toro que hizo segundo, un animal bien hecho, musculado pero fino, que cumplió en varas y resultó bueno, con clase, humillación y bondad en la muleta. Faena cláscia y asentada del riojano sobre ambas manos, destacando la despaciosidad, la forma de correr la mano con gusto. Lo mejor llegó en su toreo al natural bajo la lluvia, dejando también buenos remates y soberbios ayudados finales. Concluyó de pinchazo -saliendo de la suerte trastabillado y con un golpe en la sien izquierda- y un descabello. Paseó una oreja y el toro fue ovacionado en el arrastre.

El quinto, serio y bien construido, fue complicado, áspero, rebrincado y reponedor sobre ambas manos. Urdiales expuso en una labor tesonera, de fajarse bien con el animal. Concluyó con un torero muleteo sobre las piernas, fallando con el acero y saludando una ovación.

Antonio Ferrera dio una vuelta al ruedo tras lidiar al cuarto, un toro bien hecho, serio y con cuello, cumplidor en varas y bien picado por Dionisio Grilo. El extremeño protagonizó un buen tercio de banderillas, destacando el tercer par por dentro. El toro fue exigente, encastado, noble y pronto, con un fondo bien buscado por el matador en una labor templada, ajustada, lidiadora y medida. Toreó con reposo y actitud, logrando buenos muletazos. Mérito del torero, que emborronó su labor con una estocada que hizo guardia y un descabello. Abrió plaza un toro serio, hondo y cumplidor en varas, exigente y sin entrega en la muleta. Más largo por el pitón izquierdo en su embestida. Ferrera lo saludó con brillantez, con capotazos largos de manos bajas, ganando terreno y soltando con buena media a pies juntos en los medios. Tras un buen tercio de banderillas, de gran solvencia, realizó una faena lidiadora y templada, dando ventajas al toro. Ganó la acción sobre ambas manos en una faena de buenos muletazos y de un manejo excelente. Hubo solidez antes de matar de dos pinchazos y estocada corta. Saludó. El Cid pechó en primer lugar con un ejemplar fino de cabos y de buena arboladura, que fue complicado, llevó la cara alta y se quedó corto. El sevillano anduvo esforzado en una faena de buen oficio. Destacaron un par de series con criterio y limpieza sobre la diestra. Fue silenciado.

El sexto fue un toro noble por el pitón derecho, quedándose más corto por el izquierdo. El Cid de nuevo anduvo esforzado en una faena de menos a más. El de Salteras, dispuesto y paciente, corrió bien la mano derecha y cumplió. Pinchazo y estocada final y saludos desde el tercio.

Bilbao, 25 de agosto de 2013. Novena de las Corridas Generales. Toros de Victorino Martín, bien presentados y desiguales de juego. Bueno el 2º, encastado, noble y con fondo el 4º, exigente sin entrega el 1º, noble el 6º y los dos más complicados 3º y 5º. ANTONIO FERRERA: Saludos y vuelta al ruedo tras petición; DIEGO URDIALES: Oreja y saludos tras aviso; y EL CID: Silencio y saludos. Entrada: Casi tres cuartos.