Castella por encima de Morante en mano a mano


por Alberto Lopera

Sebastián Castella paseó una oreja del segundo, un toro con el hierro de Victorino Martín al que el francés cuajó una faena seria, compacta y firme que contó con dos series sobre la diestra en las que corrió con templanza la mano ante un animal tardo. Bueno fue el final de faena, al natural, en el centro del ruedo frente a un animal al que le costó repetir. Mató de estocada trasera.

Otro trofeo logró del cuarto, un toro muy bien presentado de Garcigrande y que embistió con temple y recorrido por el pitón derecho. Castella, que abrió la faena sentado en el estribo, firmó una labor interesante y completa, especialmente en el toreo en redondo. Asentado y templado, logró varias series con entidad e importancia. Más reservón y sin humillar fue el toro por el pitón izquierdo. Actuación de torero macizo.

El sexto, de Alcurrucén fue un toro bajo y bien hecho, reservón y tardo de salida, defectos que se acrecentaron en la muleta. Ante él, Castella puso voluntad y tesón en una labor en la que lo intentó por ambos lados y también en el toreo de cercanías pero el lucimiento fue imposible.

Abrió plaza un toro de Alcurrucén, ofensivo por delante, que se quedó corto y no desarrolló ninguna clase. El sevillano dejó destellos de su tauromaquia como unos ayudados por alto en el inicio de faena. Eso fue lo más destacado de una faena carente de contenido.

Hondo y serio fue el victorino tercero para el de La Puebla. Castigado en varas, el toro se orientó en banderillas, cogiendo a Antonio Jesús Jiménez “Lili” a la salida del par. El subalterno pasó a la enfermería con la muñeca izquierda fracturada. Muy complicado de banderillear, cogió también a Paco Peña, que resbaló, siendo volteado aparentemente sin consecuencias. Morante hizo un esfuerzo con el toro, que desarrolló sentido. Imposible fue el pitón izquierdo. A fuerza de intentarlo y de mucho tesón le robó muletazos de un gran mérito. Se atascó con los aceros, llegando a escuchar los dos avisos.

Dax (Francia), domingo 8 de septiembre de 2013. Toros de Victorino Martín (2º y 3º), Alcurrucén (1º y 6º) y Garcigrande (4º y 5º); MORANTE DE LA PUEBLA: Silencio, división de opiniones tras dos avisos y silencio; SEBASTIÁN CASTELLA: Oreja tras aviso, oreja y gran ovación de despedida. Entrada: Lleno. Se desmonteraron tras banderillear al quinto Paco Peña y Sánchez Araujo y Javier Ambel tras dos grandes pares al sexto.