Una tarde fria… de toros y de clima


por Carolina Baquero

Con tarde lluviosa en la capital del departamento de Caldas, se dio inicio a la Feria Toros y Ciudad, en su versión número 14; desafortunadamente sin triunfos, ni momentos agradables para recordar. Sólo una oreja, algo discutida, para el novillero Carlos Hurtado.

Se lidió una novillada de la ganadería de DosGutiérrez, con presentación dispar y con poco juego y clase. De todo el encierro se puede rescatar el comportamiento de los lidiados en tercer y cuarto lugar.

El novillero manizaleño, Julián Mateo Jaramillo, tuvo ganas y emoción; sin embargo no tuvo suerte en su presentación el día de hoy en su ciudad. Pocos pases enlazados, y sin la configuración de una faena como tal… La verdad todo se quedó en intentos, incluso con la espada, por la cual tuvo que escuchar los tres avisos y en su segundo atravesó al ejemplar en dos oportunidades.

Como novedad en Colombia, llegó al ruedo de Manizales, Juan Esteban Colombo; oriundo de la ciudad de San Cristóbal (Venezuela). Tuvo un debut decoroso en nuestro país, mostró buenas maneras y actitud torera; pero las condiciones de los ejemplares y la entendible falta de experiencia que lo acompaña a él y a los otros dos alternantes, no le permitieron mostrar su potencial. Saludó desde el tercio en sus dos novillos.

Al igual que los demás alternantes, Camilo Hurtado, también debutaba en esta novillada sin caballos; fue el único que cortó pelo con el tercero de la tarde, una oreja que no fue mayoritariamente requerida y que no era indicado otorgarla, por la falta de una faena confeccionada o un buen remate con el estoque. En sus dos astados se aceleró y dio la apariencia de estar descompuesto, hecho que no le permitió a este novillero entusiasta y con anhelos de triunfo; hacer de su debut una gran tarde.