Toros que pidieron el carnet


por Carolina Baquero

Tarde con fuerte brisa y clima primaveral,donde no se cortó ni una oreja, aunque si hubo matices muy interesantes tanto en toros como en toreros. Los mejores pases fueron de Rivera, la faena más ordenada de Jalabert y el peor lote el del Álamo.

El encierro de Santa Barbara estuvo muy bien presentado, con cuajo, hechuras y seriedad.En su mayoría fueron encastados y con genio, un encierro que pedía el carnet de matador con autoridad y mando… Casi todos le ganaron la batalla a los diestros.

Volvió después de varios años el torero francés, Juan Bautista Jalabert, encontrándose en su primer turno con un ejemplar muy noble pero sin fuerza en sus extremidades; hecho que hizo deslucir en cierta medida la faena de Jalabert porque en medio de sus tandas el toro se caía. Sin embargo ese defecto no fue impedimento para ver una faena ordenada, ligada y templada, la afición desde sus inicios coreaba cada pase del francés e hicieron sonar la música en los altos de los tendidos… Incluso las palmas comenzaron en el capote cuando finalizó un quite por chicuelinas y tres medias verónicas.

La mala suerte fue con el estoque, pinchó dos veces, a