Buenos novillos de César Rincón en Valencia


por Alberto Lopera

Debutó con buen pie Cristian Climent, que cortó una oreja y pudo salir a hombros de no haber pinchado a su primero. El valenciano tiene un buen concepto del toreo y maneras. No acusó los nervios lógicos y anduvo por la plaza con tranquilidad y serenidad. Entró en quites y se le vio fresco y variado con el capote. Toreó con buen gusto a su primero y se mostró más entregado con el sexto, al que acabó arrancándole la oreja con determinación.

Climent se topó en primer lugar con un novillo noble que, aunque le faltó cierto empuje, sirvió para que el de El Puig dejara buen sabor de boca, toreando siempre encajado, con regusto y empaque. Exprimió al de El Torreón en una faena donde midió los tiempos. El pinchazo antes de la estocada le privó de tocar pelo.

El sexto, otro novillo con cuajo y seriedad, incierto en los primeros compases, tuvo opciones en la muleta, donde lo aprovechó Cristian Climent con cabeza y determinación. Se vio a un torero más enfibrado, que no quiso irse de vacío en un día tan señalado y puso todas sus armas en el ruedo. Una efectiva estocada le valió la oreja, un merecido premio para el valenciano que entra con el pie derecho en el escalafón de las novilladas picadas. Valencia sigue pariendo ilusiones.

Buen novillo fue el cuarto, un colorado ojo de perdiz, serio, con hechuras de toro y cuyo trapío fue ovacionado de salida. Tuvo ritmo y fijeza el pupilo de César Rincón, al que Posada de Maravillas toreó sin apreturas. Su afán de triunfo le llevó a estar demasiado acelerado en una faena de detalles pero sin redondear. Mató de media estocada que fue suficiente.

Novillos de El Torreón, con cuajo y seriedad; de buen juego en general, destacaron segundo y cuarto. Posada de Maravillas: Vuelta al ruedo tras petición y ovación con saludos; Álvaro Lorenzo: Ovación con saludos y ovación con saludos tras aviso; Cristian Climent, que debuta con picadores: Ovación con saludos tras dos avisos y oreja. Entrada: Menos de 1/3. Se desmonteró Montoliu en el 3º. Debido al décimo aniversario del 11-M se guardó un minuto de silencio en memoria de sus víctimas