Jimenez Fortes, Puerta Grande en Valencia


por Alberto Lopera

Jiménez Fortes puso cara la feria. Dio un serio golpe de atención con una actuación de torero solvente y capaz, bajo un valor sereno y frío que le permite tener la cabeza despejada. Pisó muy firme y con autoridad. Asustó al miedo en su primero en una labor de escalofrío y toreó con encaje y gobierno al que cerró plaza. Sendas actuaciones que le valieron abrir la puerta grande de Valencia.

Lució estampa el tercero, aplaudido de salida. Un castaño rematado y hondo, largo de cuello y bien colocado de pitones. Lo toreó despacio Fortes a la verónica. Buen quite también el de Ferrera por el mismo palo. El malagueño metió al público en faena desde que comenzó de muleta por estatuarios en la boca de riego, aguantando estoico una colada del toro. Inicio de impacto rematado con un pase de pecho a la hombrera contraria. Muy buena condición tenía el toro, pero se rajó pronto buscando toriles, donde le plantó cara el malagueño y aprovechando las querencias dejó circulares y pases de pecho con la embestida muy gobernada. Le sirvió el toro en una faena de ¡huy!. Las bernadinas finales tuvieron quietud y valor seco. Gran estocada arriba y dos descabellos. Oreja.

Importante fue su faena al sexto, donde dio una dimensión de figura en una faena en la que utilizó su valor seco para torear con mucho empaque y reunión. Mando, temple, despaciosidad… Faena muy sólida de un torero con claridad de ideas. Supo llevar muy bien la templada y fija embestida de otro Fuente Ymbro de nota alta. No se le escapó el premio y mató al toro de una buena estocada. Oreja y puerta grande.

Esta faena se la brindó Fortes a Ferrera. El extremeño tuvo el mérito de reaparecer cinco días después de la cornada de Olivenza, un gesto que reconoció la afición valenciana obligándole a saludar tras el paseíllo. En ningún momento acusó Antonio la cornada o al menos eso pareció, ni un gesto de dolor, como si nada. Incluso banderilleó con las facultades de siempre.

Una vez más, Fuente Ymbro volvió a lucirse en una de sus plazas talismán y a dejar bien alto el listón de la bravura. Fuente Ymbro volvió a ser la de siempre y salvo el primero, hubo cinco toros para el triunfo con distintos matices. De aplaudir es también la presentación y el trapío del conjunto que envió Ricardo Gallardo y que tuvo remate, hondura y seriedad por delante.

Valencia. Jueves 13 de marzo de 2014. Toros de Fuente Ymbro, muy bien presentados en general, hondos y con cuajo; serios de pitones. Salvo el primero, el resto ofreció buen juego, destacando sobre todo 2º, 4º, 5º y 6º. Antonio Ferrera: Silencio y ovación tras aviso; Joselito Adame: Silencio y ovación con saludos; Jiménez Fortes: Oreja tras aviso y oreja. Entrada: Un tercio.