100 años cumple hoy la Monumental de Barcelona


por Alberto Lopera

La Plaza Monumental de Barcelona fue inaugurada el 12 de abril de 1914 bajo el nombre de “El Sport”. En su corrida inaugural torearon toros de Veragua los toreros Vicente Pastor, Bienvenida, Vázquez y Torquito.
En 1916 la plaza fue rebautizada con el nombre de “Monumental” y ampliado su aforo a 24.000 espectadores, visto el impulso que iba tomando la afición en aquellos años. En la corrida de reinauguración, el 27 de febrero de 1916, torearon, con toros de Benjumea, los diestros Joselito (gran impulsor de la idea de construir plazas monumentales, Francisco Posada y Saleri II
Desde el primer momento, la Monumental adquirió un gran prestigio por la categoría de los carteles que ofrecía, siendo considerada una de las tres plazas más prestigiosas de España, junto a la plaza Las Ventas, de Madrid y La Maestranza , de Sevilla.
El 27 de septiembre de 1956, ocurre algo inédito, tres hermanos torean ese día: César Girón, quien el 28 de septiembre de 1952 había tomado su alternativa en la Monumental de Barcelona, le da la alternativa esa tarde a sus hermanos Rafael y Curro, siendo esta la primera y única vez que tres extranjeros, éstos venezolanos, tomaban parte en un festejo taurino en España en una misma tarde sin la actuación de un diestro español.
Desde junio de 1977 se convirtió en la única plaza de toros de Barcelona, tras la desaparición de la Plaza de Las Arenas.
En junio de 2007 esta plaza fue el escenario elegido por el diestro José Tomás para su reaparición, tras cinco años retirado, lo que supuso un gran acontecimiento mediático y un histórico lleno, algo que no se producía en la Monumental desde hacía dos décadas y que supuso un revulsivo para la afición taurina barcelonesa.
El 28 de julio de 2010 el Parlamento Catalán votó la aprobación de la abolición de las corridas de toros en Cataluña. En los últimos años la Monumental, la única plaza de toros activa en Cataluña no era capaz de llenar ni media entrada, y eso con gran porcentaje de turistas.
Cabe reseñar que, en el interior de la Monumental se halla el Museo Taurino de Barcelona donde se exponen trajes de famosos toreros, cabezas de toros célebres, documentos históricos y demás objetos relacionados con la Fiesta de los Toros.
En esta misma plaza, en este mismo ruedo que hoy está lleno de maleza, se despidió oficialmente de los toros en España uno de los más grandes toreros americanos de la historia: el colombiano César Rincón, quien ese día, alternando con José Tomás, salió a hombros de los aficionados.
Difícilmente volverán allí las corridas de toros. El asunto a la hora de la verdad, no es político. Es económico. Su actual propietario, el nieto de D.Pedro Balañá (su propietario único), la tiene ya negociada con un fuerte grupo económico árabe para convertirla en la Mezquita más grande de Europa.