Ovacionado D. Urdiales en la goyesca de Madrid


por Alberto Lopera

Abrió plaza un toro precioso de hechuras, que pronto marcó querencias en los primeros tercios y tuvo poco recorrido en la muleta. Manso, desarrolló además complicaciones, repondiendo con agilidad. Ante eso, Antonio Ferrera tan sólo pudo poner oficio en una faena sin opciones de lucimiento. El cuarto fue otro toro muy ofensivo por delante, alto, montado y entipado. La faena del extremeño tuvo dos partes, primero trató de ligar los muletazos el torero ante un animal que no repitió; y una segunda muy metido en terrenos de cercanías donde anduvo con serenidad y parsimonia. Muy de verdad. Entregado. El premio pareció poco por los méritos del torero.

El segundo fue un toro muy serio, cornidelantero y muy armado. Largo. Diego Urdiales, que brindó la faena a Joselito, presente en el callejón de Las Ventas, hizo un esfuerzo importante ante un toro violento, brusco y complicado. Tuvo mérito la actuación del riojano en una faena de cáracter y entrega. Tragó mucho el torero, que tuvo que lidiar también con el molesto viento. Remató de gran estocada. Vuelta al ruedo. El quinto fue el de peor condición, manseó en varas. Dífícil lidia. Urdiales, que no terminó de confiarse, no tuvo opciones de lucimiento ante un animal descompuesto y complejo.

Arturo Saldívar sorteó en su primer turno un animal con cuajo y remate, más amplio de sienes. El mexicano, paciente, trató de ar pausas a un toro deslucido y que no terminó de romper para adelante. Cerró plaza un toro que si bien se movió lo hizo sin clase. Deslucido. Manso y complicado. No dio opciones al mexicano que fue silenciado.

Madrid, viernes 2 de mayo de 2014. Toros de Lozano Hermanos y El Cortijillo (3º y 4º), serios con remate y cuajo. Muy bien armados. Ofensivos. Corrida de compleja lidia en los dos primeros tercios. Complicados y exigentes en líneas generales. Antonio Ferrera: Silencio y ovación tras dos avisos; Diego Urdiales: Vuelta al ruedo tras petición y silencio; Arturo Saldívar: Silencio tras aviso y silencio; Entrada: Alrededor de dos tercios.