Miguel Angel Perera, es el AMO actual del toreo!


por Alberto Lopera

Con su triunfo obtenido ayer, sin duda alguna, el nuevo AMO del toreo se llama Miguel Angel Perera. Está en un momento cumbre de su carrera: técnico, valiente, artista y dominador. Triunfador absoluto de esta -sin terminar aún- Feria de San Isidro 2014.

Miguel Ángel Perera ha conseguido este martes su quinta puerta grande en Madrid -cuarta como matador de toros y segunda consecutiva en apenas quince días- tras cortarle las dos orejas al sexto toro del encierro de Adolfo Martín. El extremeño fue el absoluto triunfador de un festejo marcado por la deslucida condición general del envío del ganadero extremeño. Antonio Ferrera mostró capadidad frente a un lote sin opciones y Diego Urdiales destacó en el toreo con la mano zurda al quinto pero malogró su actuación con el acero.

Perera cuajó una gran faena al sexto, un toro exigente y encastado al que el extremeño, a base de poder y mando, hizo romper para adelante. Extraordinario fue su toreo al natural por el pitón izquierdo, pleno de encaje en muletazos largos y hondos, sin una sola duda en toda la faena. Faena de torero en sazón, reunida, de pies atalonados, ganándole siempre la partida y la voluntad al animal, solventando a base de valor las indecisiones del toro. Mató de una gran estocada, el toro tuvo una muerte espectacular y las dos orejas cayeron casi de golpe en el palco presidencial.

El tercero repuso la embestida. Fue parado, con poco empuje y deslucido como sus dos primeros hermanos de corrida. Fácil y técnico estuvo Perera con él en una faena de mucha firmeza, exprimiendo siempre al animal. Cumplidor y por encima del toro el extremeño, que concluyó de estocada trasera. Saludó una ovación.

Madrid, martes 3 de junio de 2014. Toros de Adolfo Martín, bien aunque desigualmente presentados y deslucidos salvo el encastado, exigente y humillador 6º. Antonio Ferrera, silencio en su lote; Diego Urdiales, silencio y división de opiniones tras aviso; Miguel Ángel Perera, ovación con saludos y dos orejas. Entrada: Casi lleno.