Única oreja para Fandiño en Feria de Vitoria


por Alberto Lopera

Decepcionante inicio de la Feria de la Blanca de Vitoria con una corrida de Albarreal a la que le ha faltado fuerza y raza. Los tres toreros, a base de actitud, han estado por encima de ella, sobre todo Castella y Fandiño.

El vizcaíno cortó el único trofeo de la tarde después de hacerlo todo frente al deslucido quinto. Fue una faena inventada por él, en la que toreó asentado y largo por el pitón izquierdo, empujando siempre hacia adelante a su enemigo, con el que estuvo enfibrado antes de estoquearlo de una buena estocada. Antes, sostuvo a su altura a un toro de buena condición pero carente de raza, coronando su actuación de un estoconazo. La muerte de ese animal la había brindado a su compañero Alejandro Talavante.

Castella pudo tocar pelo en su primero después de una faena templada y parsimoniosa frente a un animal con calidad pero poca fuerza. Frente al cuarto volvió a saludar una ovación después de estar porfión y dispuesto ante un toro de escaso recorrido al que manejó con seguridad y tumbó de media estocada.

Alejandro Talavante se justificó frente al tercero, un toro deslucido al que toreó bien de salida con el capote; y ante el sexto, lucido de nuevo con el capote, se estrelló pues la res fue apagada, áspera y sin clase.

Vitoria, martes 5 de agosto de 2014. Toros de Albarreal, dispares de presentación y deslucidos de juego. Nobles, pero blandos, desrazados y carentes de clase. De buena condición pero sin fuerza 1º y 2º. Sebastián Castella: Ovación con saludos tras petición y ovación con saludos tras aviso; Iván Fandiño: Ovación con saludos tras petición y oreja; Alejandro Talavante: Silencio y silencio. Entrada: Un tercio.