Sensacional actuación de M.A.Perera en Bilbao


por Alberto Lopera

Sensacional ha estado Miguel Angel Perera esta tarde en la plaza de bilbao, consolidándose como gran figura y cortando una oreja con fuerte petición de la segunda. alternó con Enrique Ponce y El Juli en el cartel más rematado de esta feria.

Faena extraordinaria de Miguel Ángel Perera. Cumbre. Compacta, profunda, reunida, intensa, de un encaje notable, toreando a cámara lenta, arrastrando la muleta. Dimensión sobresaliente del extremeño. Labor iniciada en los medios con pases cambiados antes de hilvanar series de muletazos de trazo eterno. Plenitud de Perera. Firmeza, seguridad y quietud. Soberbia faena. Obra grande. Se llegó a pedir el indulto para el toro que embistió con humillación y transmisión. La emoción en cada una de sus acometidas. Con el triunfo en la mano, emborronó todo con la espada: estocada atravesa, pinchazo y estocada.

Manejable y noble fue el sexto. Aunque le faltó fondo, tuvo prontitud y movilidad y ante él Perera logró hilvanar una faena sobre la base de la firmeza y la inteligencia basada en el temple, el mando y un tramo final de trasteo con las zapatillas asentadas en la arena de mucha quietud y seguridad. Arrebatado, se pasó muy cerca al toro, enroscándoselo a la cintura y toreando. Puso la plaza en pie. Mató de estocada desprendida, hecho que motivó que el premio final quedara en una oreja.

Abrió plaza un toro de Domingo Hernández, manejable, noble que nunca se rebosó. Bajo de raza. Enrique Ponce lo entendió a la perfección, componiendo una faena en la que dio las ventajas a su oponente, ligando series de bello dibujo sobre ambas manos. Muy torero todo, paciente y técnico. Labor sugerente rematada de estocada y un golpe de descabello. Su segundo, de Domingo Hernández, resultó un animal deslucido y complicado, agarrado al piso. Ponce anduvo responsable, metido y comprometido en una labor en la que se fajó con el animal hasta exprimirlo. Esfuerzo y actitud del valenciano, que estuvo por encima de su oponente.

Bilbao, jueves 21 de agosto de 2014. Toros de Garcigrande (2º y 3º, de nombre Hechicero, número 50, nacido en 10/09, colorado chorreado en verdugo bragado meano, de 531 kilos, premiado con la vuelta al ruedo) y Domingo Hernández, bien presentados y de variado juego. El tercero, premiado con la vuelta al ruedo. Bueno el quinto. Se dejaron primero y sexto. Deslucidos segundo y cuarto. Enrique Ponce: Ovación con saludos y silencio; El Juli: Silencio y oreja tras aviso; Miguel Ángel Perera: Vuelta al ruedo tras aviso y oreja con fuerte petición de la segunda. Entrada: Casi lleno