Vuelven los toros a Bogotá


por Carolina Baquero

Tras casi tres años sin toros en Bogotá, la Corte Constitucional ha fallado hoy a favor de la Fiesta en la capital colombiana.

El alto tribunal le ordena al Distrito Capital, garantizar la celebración de espectáculos taurinos en La Santamaría. Esta decisión es la grata respuesta a la demanda impuesta por la Corporación Taurina de Bogotá, ante el cierre arbitrario producido por el Alcalde Gustavo Petro.

Se hace justicia con la Fiesta y se escucha la voz de los héroes de Bogotá, que llevan 29 días en huelga de hambre.

En un aparte de la sentencia dice: ‘Ordenar a las autoridades distritales competentes disponer lo necesario para la reanudación del espectáculo taurino en la Plaza de Toros de Santa María de Bogotá, mediante la adopción de mecanismos contractuales u otros administrativos que garanticen la continuidad de la expresión artística de la tauromaquia y su difusión’.

Además, señala la Corte Constitucional que falló la demanda con ponencia favorable del magistrado Mauricio González, para la Corporación Taurina contra la decisión del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, que dio por terminado, en forma unilateral el contrato de arrendamiento de la plaza de toros que estaba vigente hasta el año 2015.

Parte de esta sentencia dice que: ‘Se verificó la inminencia de un perjuicio irremediable para los derechos de libre expresión y debido proceso de la accionante, por la imposibilidad de celebración y difusión de un espectáculo artístico y cultural que requiere de la Plaza taurina para su realización periódica y regular’.

La demanda de la Corporación Taurina de Bogotá, interpuesta por el director general Felipe Negret, señala, entre otros aspectos, que se violó el debido proceso al terminar de forma unilateral el contrato para el préstamo de la plaza que estaba firmado hasta el 2015. Además, alega, que se malinterpretó la jurisprudencia de la Corte, donde según la Alcaldía de Bogotá el alto tribunal prohibió las corridas donde haya sufrimiento animal o torturas.

La afición taurina colombiana ha recibido con verdadero júbilo ésta decisión del alto tribunal y espera lo más pronto posible que se vuelvan a abrir las puertas de la primera plaza de Colombia.