Iván Fandiño, cinco orejas en Guadalajara


por Alberto Lopera

Iván Fandiño resultó vencedor en su encerrona en la plaza de toros de Guadalajara. Cinco orejas ganadas a sangre y fuego es el resultado final de la tarde.

El primero de la tarde fue un toro con movilidad, noble y buena condición. Embistió con más recorrido sobre la mano derecha, el mejor pitón del toro. Fandiño lanceó bien de salida y firmó un quite airoso por chicuelinas y tafalleras. La faena tuvo disposición desde el principio y se basó en el toreo fundamental sobre la mano diestra, ligando tres tandas. Pinchó una vez antes de agarrar una estocada corta y dos descabellos. Antes el público obligó a saludar al de Orduña una ovación antes de que saliera el primero de la tarde.

El segundo fue un toro colorado, bien hecho, musculado. Exigente, de embestida nada sencilla, con movilidad pero sin llegar a entregarse nunca. Esfuerzo de un Ivan Fandiño que cuajó una faena meritoria. En su núcleo central, una serie de naturales largos, muy bien trazados. Exposicion del de Orduña, en una faena de severo pulso. Salió volteado al entrar a matar, siendo empitonado por el vestido goyesco cuyo chaleco quedó hecho trizas, y el diestro conmocionado. Mató en el segundo intento de buena estocada para cortar una merecida oreja.

Un toro cinqueño de Vegahermosa se lidió en tercer lugar. Un animal con movilidad pero sin clase. Fandiño arriesgó en una labor donde aunó técnica, actitud y entereza. Exprimió al animal. Pasea otra oreja tras un espadazo.

Toro justo de fuerza y raza fue el cuarto, aunque se movió y duró sin emplearse, con una embestida desclasada e irregular. De una larga cambiada lo recibió Fandiño, que volvió a exprimir a su oponente en una labor drástica de entrega e impetu, mostrándose por encima de su oponente. Media estocada trasera fue suficiente para acabar con el animal y sumar una nueva oreja.

Gran toro de Jandilla y faena importante de Ivan Fandiño en el quinto acto de la tarde. Vibrantes los lances de salida con el capote. La faena se abrió en los medios con pases cambiados por la espalda, preludio de series de toreo encajado y ligado sobre la mano derecha. Muletazos largos, de mano baja. Mucha reunión y ajuste. Al natural, hubo muletazos de largo trazo, llevando embebida la embestida del toro en la muleta. Faena vigorosa, emocionante y conjuntada. Concluyó con unas firmes mondoñinas. Tras una buena estocada paseó con justicia las Dos Orejas.

Esfuerzo ímprobo y muy de verdad de Ivan Fandiño frente al deslucido sexto, el toro más ingrato de la corrida. El animal se movió rebrincado y sin ninguna clase. No se arrugó el vizcaino que tiró de raza. Mediada la faena ha sufrido una voltereta terrorifico, prendido de manera escalofriante. Palizón tremendo. Gallardia de Fandiño que con dolor en el rostro, por el dolor de la voltereta, ha sacado arrestos de toreria para tumbar al toro de media estocada. Patas arriba el animal. Ovación para el diestro.

Guadalajara. Viernes, 12 de septiembre de 2014. Segunda de la Feria de la Antigua. Toros de Jandilla y Vegahermosa (3º), bien presentada, de buenas y parejas hechuras. De juego dispar. Extraordinario el quinto, de buena nota los dos primeros. Manejable sin fuerza el cuarto, le faltó clase al tercero y resultó deslucido el tercero. Iván Fandiño, como único espada: Silencio, oreja, oreja, oreja, dos orejas y ovación. Entrada: Casi lleno.