El Juli da un vuelco total a su administración


por Alberto Lopera

Sin terminar la temporada ya ha saltado el bombazo informativo. Se venía mascando durante la última semana. Era un secreto a voces: Julián López “El Juli” apuesta por Luis Manuel Lozano para dirigir su carrera profesional a partir del próximo 12 de octubre, fecha en la que concluye su campaña actuando en la Feria de El Pilar de Zaragoza. El nuevo apoderamiento salta a la palestra y fulmina de un plumazo los rumores que situaban al madrileño alejado de los ruedos europeos la próxima campaña para centrarse en una amplia temporada mexicana, opción que El Juli contempló muy seriamente y para la que incluso tenía apalabradas en el campo azteca un número importante de corridas. Al final, entre su no presencia en la Temporada Grande de la Plaza México –al menos por ahora- y el posicionamiento de otras figuras mejor respaldadas empresarialmente, al parecer hicieron desistir  de su idea inicial y continuar con presencia activa y triunfal en Europa.

¿El acuerdo supone un cambio de estrategia de El Juli? Sin duda. El madrileño pretende dar un viraje al desarrollo de los acontecimientos. Se acabaron los grupos, las estrategias comunes, los comunicados y los enemigos más o menos encubiertos. Borrón y cuenta nueva. Hoja en blanco. Se busca normalidad. Y que sea el toro el que ponga a cada uno en su sitio. Todo hace pensar que el madrileño, desencantado con el resultado del G10 primero y del G5 después, presa y blanco de todas las críticas, con un sentimiento muy íntimo de traición por algunos de sus ‘compañeros’, ha decidido dar poderes a Luis Manuel Lozano para que dirija las riendas de su carrera y negocie con todas aquellas empresas que tengan voluntad de contratarle. Según ha podido conocer este medio, no hay puertas cerradas. Ni si quiera Sevilla. “Hablar hay que hablar con todos, así lo hicieron siempre los grandes”, han comentado fuentes próximas al torero. Otra cosa será que las conversaciones y las negociaciones lleguen a puertos más o menos seguros. Pero eso, será otra historia.

El Juli se rearma en el tablero de la temporada. No se rinde y pide guerra. Una combinación importante: El Juli en la plaza y Luis Manuel Lozano en los despachos. Su jugada de ajedrez está hecha. A más de uno, el movimiento le ha podido pillar con las piezas descolocadas.

Ni El Juli ni Luis Manuel Lozano tienen intención de dar explicaciones al respeto mientras no concluya la temporada de modo oficial. Ni uno ni otro han querido hacer declaraciones. Por respeto a sus actuales obligaciones. Sin embargo, parece un hecho que la vinculación entre Sebastián Castella y Luis Manuel Lozano ha tocado a su fin.