Por vez primera, un Indulto en Zaragoza


por Alberto Lopera

Tarde histórica la vivida este martes en Zaragoza. Tarde en la que un novillero, Varea, revolucionó el coso de La Misericordia tras cortar tres orejas, indultar un gran novillo de Los Maños y, lo que es más importante, dejar entre todos los presentes la sensación de que en él hay madera de torero grande.

Varea indultó al tercero de Los Maños, Quejoso, número 42, un gran ejemplar al que el de Almassora cuajó a placer en una faena cumbre tras brillar ya con el capote en un tercio de quites en el que rivalizó con Miguel Cuartero. Torería, naturalidad, encaje y mano baja en su quehacer. Hubo dos tandas al natural sencillamente soberbias, a cámara lenta, de toreo caro. La plaza pidió un indulto que fue concedido, tras el que el castellonense volvió a hacer cosas preciosas. Histórico final de temporada para un novillero que, una tarde más, mostró sus credenciales de torero grande. Ante el sexto, un novillo sin clase, volvió a rayar a gran altura. Le consintió al de Los Maños, pasándose los pitones a la altura de la barriga. Dimensión importante la del castellonense, que mató de una estocada algo desprendida y cortó una nueva oreja.

David de Miranda dio la vuelta al ruedo a la muerte del segundo, un encastado aunque manejable ejemplar con el que el onubense puso temple y buena voluntad y mató de una estocada. Muy decidido siempre, quitó con el capote a la espalda y gustó por su firmeza y determinación con la muleta. Con el buen quinto, de espectacular capa, anduvo de nuevo firme y valiente, pero su labor no llegó nunca a tomar vuelo. Fue silenciado.

El primero volteó de forma aparatosa a Miguel Cuartero cuando éste le recibía de capa. Cayó en la cara del toro, sufriendo golpes en el rostro y el destrozo de la taleguilla. Afortunadamente pudo seguir la lidia, pero el lucimiento en el último tercio fue imposible dadas las grandes complicaciones del utrero de Los Maños. Fue silenciado. Escuchó una ovación a la muerte del cuarto, un ejemplar que embistió despacio y humillado y ante el que le faltó mayor acoplamiento a pesar de dejar algunos muletazos sueltos de buena ejecución.

Zaragoza, 7 de octubre de 2014. Tercera de la Feria del Pilar. Novillos de Los Maños, bien presentados y de buen juego en líneas generales salvo 1º y 6º. El tercero, “Quejoso”, nº 42, nacido en enero de 2011, de 501 kilos, cárdeno salpicado, fue premiado con el indulto. Miguel Cuartero, silencio y ovación; David de Miranda, vuelta al ruedo tras leve petición y silencio; y Varea: Dos orejas simbólicas y oreja. Entrada: Más de un tercio. Los banderilleros Alfonso Carrasco y Diego Valladar tuvieron que saludar tras el tercio de banderillas al novillo indultado. Varea salió a hombros junto al mayoral de la ganadería.