Con dolor se despidió a José Mari Manzanares


por Alberto Lopera

Todo el toreo se ha hecho presente para decir adiós a José Mari Manzanares en el funeral realizado esta mañana en la catedral de alicante y acompañar su féretro en la última vuelta al ruedo en su plaza alicantina.
Toreros, banderilleros, ganaderos… todos han querido acercarse para dar su último adiós al maestro. La lista es amplia: Tomás Campuzano, Juan Diego, Miguel Abellán, Martín Recio, Daniel Martínez, Santiago López, Ángel Bernal, Manolo Sánchez, David Galán, Salvador Vega, Espartaco, Finito de Córdoba, Dámaso González, Javier Conde, Niño de la Capea, Curro Díaz, El Juli, Enrique Ponce, Pepín Liria, Moisés Fraile, Juan José Padilla, Roberto Domínguez, Fernando Cepeda, Antonio y Jorge Matilla, José Cutiño, Rubén Pinar, Aníbal Ruiz, Antón Cortés, Antonio Tejero, Francisco José Palazón, Antonio y Eugenio Pérez, el novillero Borja Álvarez, Lama de Góngora, toda la cuadrilla de José Mari al completo, Rafael Corbelle, Barroso padre, Antonio Delgado, Pablo y Óscar Chopera, Santi Ellauri, José Luis Galloso, Uceda Leal, Lázaro Carmona, Juan José Trujillo, Victoriano Valencia, Justo Hernández, Daniel Ruiz padre e hijo, Julián Guerra, Curro Molina, Jorge Ibáñez, Manuel Caballero, Andy Cartagena, Juan Ruiz Palomares, Pablo Hermoso de Mendoza y su hermano Juan Andrés, Manuel e Ignacio González Sánchez-Dalp, José Mauel y Antonio Montoliu, Manuel Chopera (hijo de Pablo), infinidad de banderilleros y gente del toro, todos los profesionales de Alicante, Ángela la torera, El Ecijano, Los Pirri, Blau Espadas, Nacho Lloret, El Soro, Javier Vázquez, Carlos Zúñiga, Eduardo Canorea, Curro Vázquez, David Mora, Javier Ambel, Samuel Flores, Palomo Linares, Paco Ojeda... También personajes de la sociedad como Quique Dacosta o el presidente de Porcelanosa Manuel Colonques, el presidente del Hotel Ercilla Agustín Martínez Bueno y más y más taurinos como Ramón Valencia, Fernando Domecq, Luis Francisco y Juan Antonio Esplá, Antonio Correas, Lea Vicens… y muchos más, tantos, que sería imposible que esta larga lista fuese completa.

Antes, sobre las 10 de la mañana, llegaba la familia a la plaza de toros. La emoción se ha desbordado cuando han aparecido los hijos del maestro, José María y Manuel, que se han fundido en abrazos y lloros con sus compañeros los toreros. Tras la salida de la concatedral, el féretro del maestro emprendía su último viaje, en este caso hacia el panteón familiar del cementerio muncipal de Alicante, donde recibió cristiana sepultura.