Tarde de toros para olvidar


por Carolina Baquero

Para celebrar los sesenta años de Feria, se llevó a cabo una corrida Goyesca muy pintoresca en su paseíllo donde además de los trajes de los toreros, se podía ver el ruedo como un tapete de claveles y hoja de café, en las tablas de los burladeros colgaban lindas coronas de hoja de café; qué lástima que tanta expectativa terminara en desilución por los resultados de la corrida.

Se lidiaron diez toros, ocho de Las Ventas del Espirítu Santo, de ellos dos sobreros (1bis y 2bis); y dos también sobreros de Achury Viejo (4 bis y 6 bis). El encierro de Las Ventas fue bien presentado pero juego no pudieron dar, en su mayoría se inutilizaron de sus extremidades, les faltó casta y fue díficil evaluarlos porquey casi no podían moverse, siempre perdían las manos e incluso uno salió con un aparente problema del sistema nervioso. El ganadero y miembros de la Junta Técnica, en compañía de las autoridades tomaron muestras de laboratorio para descartar algún problema en los ejemplares.

El francés Sebastián Castella quien encabezaba el cartel de la corrida comenzó mal la tarde al pechar con dos toros ( 1 y 1 bis) dos toros totalmente imposibilitados. Ninguno de los dos toros podían sostenerse después de pasar ya sea por el capote o la muleta, poco se puede hablar de lo hecho por el torero y no porque él no haya estado bien, sino porque simplemente no pudo hacer nada, no hubo faena, no hubo conexión… al primero bis que fue al único que toreó con la muleta lo mató tras más o menos cinco minutos intentando encontrar la lidia correcta. Espada completa. Palmas y pitos para el toro.

Nuevamente en el cuarto de la tarde, Castella se encontró con uno de Las Ventas que no podía moverse y de inmediato la afición pidió el cambio, el inconveniente era que ya se habían sacado los dos sobreros de la ganadería oficial; fue allí donde el ganadero Felipe Rocha autorizó que se lidiara como cuarto bis, uno de sus ejemplares. El astado de Achury por momentos escaseó de fuerza pero tuvo el motor y la casta necesaria para que Sebastián Castella consiguiera hacer una faena ordenada, de transmisión, quizás no la más templada pero si de mucho pundonor torero; la afición de la capital de Caldas estaba urgida de toreo, de toro y el francés se los dio. Pinchazo y estocada. Oreja

Bolívar corrió en su primero con la misma suerte de su compañero de cartel, pues el toro que se había sorteado para que fuera el segundo de la tarde se le doblaron las manos, a pesar que
el caleño de forma inteligente y gracias a la sapiencia que le han dado los diez años de alternativa; lo llevó con el capote sin darle lances, haciéndolo trotar intentando calentarlo y evitar que se cayera, pero sus esfuerzos fueron inútiles y el ejemplar tuvo que ser cambiado. Con el segundo bis tampoco hubo lucimiento, cada vez la corrida iba perdiendo más la emotividad; Luis se le paró al de Las Ventas y le arrancó los pocos pases que tenía, lo consintió y cuidó llevándolo a media altura, pero su labor de enfermero no fue suficiente para el enfermo astado. Estocada. Palmas y pitos al toro

El matador caleño Luis Bolívar se fue sin triunfos en esta corrida goyesca de la ciudad de Manizales, con el segundo toro de su lote no funcionó, fue descastado y totalmente mermado, sin transmitir. Pocas tandas pero muy valiosas las que ejecutó Bolívar a un toro que pedía ayuda. Silencio y pitos al toro.

Alejandro Talavante que la noche anterior había indultado uno de Gutiérrez, hoy tuvo que pasar un trago amargo con el que debutaba oficialmente en Manizales. El español recibió a su primer astado con verónicas invertidas pintureras y de no olvidar, quizás lo más bonito que se le permitió hacer porque su oponente nunca estuvo a su altura… Porque pese a que no tenía materia prima Talavante estuvo quieto en cada pase, con su figura estilizada y su muñeca suelta, ejecutó pases templados y limpios. Estocada completa y dos intentos de descabello. Palmas y pitos al toro

Talavante tuvo que lidiar un sexto bis de Achury Viejo al cual lidió con dificultades por las condiciones de manso del toro, terminó por rajarse en tablas… Eso sí mientras el toro tuvo motor, Talavante ligó e intentó ser variado y estético con la muleta. Falló con la espada y perdió una posible orejita. Silencio.uncionó, fue descastado y totalmente mermado, sin transmitir. Pocas tandas pero muy valiosas las que ejecutó Bolívar a un toro que pedía ayuda. Silencio y pitos al toro.

Talavante tuvo que lidiar un sexto bis de Achury Viejo al cual lidió con dificultades por las condiciones de manso del toro, terminó por rajarse en tablas… Eso sí mientras el toro tuvo motor, Talavante ligó e intentó ser variado y estético con la muleta. Falló con la espada y perdió una posible orejita. Silencio.