IVAN FANDIÑO el gran triunfador en Medellín


por Alberto Lopera

Se abrió la puerta de la calle San Juan para ver salir a hombros a Iván Fandiño el gran triunfador de la segunda corrida en la feria de La Macarena.

El torero de Orduña está imparable, cortó las dos orejas de su primer toro como premio a una extraordinaria faena, pletórica de torería. Después de iniciar con escalofriantes cambiados por la espalda, endilgó preciosas series de mano muy baja en redondo a un toro con mucha clase en la embestida que entendió a la perfección. Los naturales fueron de marca mayor, largos, templados, exquisitos. La plaza entera se le entregó después de ver rodar al toro a los tres segundos de haberle sepultado el acero en lo alto. Locura colectiva, torero…torero mientras paseó las dos orejas bajo una lluvia continua de claveles. En su segundo, un manso peligroso, desarrolló una labor donde la entrega y la técnica fueron fundamentales y por ello el beneplácito de los aficionados con las palmas.

Interesante corrida con el hierro de Achury Viejo que presentó seis toros serios, astifinos y con las complicaciones de la edad, destacando el segundo por su calidad. Los otros, muy escasos de raza, mansearon y poco permitieron el lucimiento de los toreros, e imposibles para el rejoneo los sorteados por Diego Ventura.

Con una entrada cercana a los tres cuartos del aforo abrió la corrida el rejoneador Diego Ventura con un toro distraído desde la salida, buscando siempre las tablas. Con “Oro” y “Toronjo” dos de sus caballos estrellas expuso demasiado en la colocación de banderillas. Toro imposible de matar con los rejones, necesitó los tres. Su segundo fue devuelto por manso y con el sobrero que tampoco tuvo calidad  estuvo inmenso de salida con la garrocha para enloquecer la plaza en las banderillas al quiebro con “Puerta Grande” y “Morante” que se mostró mordelón en tres ocasiones. Efectivo fue el rejón de muerte valiendo el premio de una oreja por unánime petición.

Mala suerte ha tenido el diestro debutante Sebastián Ritter. Le han tocado dos toros sin clase ninguna, además de mansos con peligro manifiesto, y como tal, pitados con fuerza en el arrastre. Con tan poco y pobre material pudo mostrar el enorme valor que le acompaña para estar en la cara de los toros, y su querer hacer el buen toreo en los muletazos que logró arrancar a tan insulso y peligroso material.

RESUMEN – Feria de La Macarena, tres cuartos del aforo. Toros de Achury Viejo bien presentados, solo un toro de gran calidad. El rejoneador Diego Ventura, aplausos y una oreja. Iván Fandiño, dos orejas y palmas. Sebastián Ritter, silencio y palmas.

FOTOS: Julián Velasco y Farley Betancur