Cuatro orejas le quitó la espada a El Cid


por Alberto Lopera

Con las doce orejas se fueron al destazadero los seis toros del hierro de Santa Bárbara lidiados en la quinta corrida de la Feria de La Macarena, que por cierto presentó una corrida muy seria, con trapío, kilos, bravura y complicaciones. La mala suerte con la espada privó a Manuel Jesús “El Cid” de pasear las cuatro orejas de sus toros.

Fueron dos faenas extraordinarias, iniciadas con perfectos lances a la verónica cargando la suerte y llevando con cadencia la cintura. En ambos toros ejecutó el toreo con técnica y sabiduría, especialmente con la mano zurda en series de naturales largos y templados. Series con la mano derecha ligando uno a uno los muletazos con preciosidad. Faenas al compás de la música y las ovaciones. Lamentablemente la espada le traiciona de nuevo – que no es nuevo en él – e imperdonablemente le quita las cuatro orejas que por descontado ya se daban. Así es esto.

Abrió la corrida Diego Urdiales en su única presentación en Colombia y debut en Medellín. Se estrelló en primer turno con un toro bravucón que pegó dos tumbos al piquero llegando a la muleta sin clase y con mucho peligro. Toro imposible para algún lucimiento al que mató de estocada efectiva. Su segundo tuvo calidad pero muy poca fuerza, sin embargo logró bordarle series de mucho gusto por ambos pitones que se ovacionaron con fuerza. A este toro, también los fallos con el acero impidieron que le cortaran las orejas.

Lote muy complicado le correspondió al colombiano Guerrita Chico, especialmente su primero que fue bravo pero muy difícil con el que no logró acoplamiento. Efectiva eso sí, la estocada final. El sexto, un toro tardo de salida y manso en varas fue injustamente castigado con banderillas negras. Llegó muy brusco y sin temple a la muleta donde Guerrita derrochó valor y dignidad hasta despacharlo de estocada caída.

RESUMEN – Quinta corrida Feria de La Macarena, un tercio de plaza. Toros de Santa Bárbara bien presentados. Diego Urdiales, palmas y palmas. Manuel Jesús “El Cid”, ovación con saludos y ovación con saludos. Guerrita Chico, silencio y palmas.

FOTOS DE JULIAN VELASCO.