Feria de Sevilla, otro año sin las figuras del toreo


por Alberto Lopera

Otro año más que la Feria de Sevilla se verá privada en sus carteles con las figuras del toreo. Todo por culpa de la intransigencia de los empresarios Canorea y Valencia que se consideran amparados por el contrato de por vida que los Maestrantes tienen con los herederos de EduardoPagés desde hace ochenta años.

El matador de toros Morante de la Puebla no se anunciará esta temporada en Sevilla. El diestro ha tomado esta decisión tras unos días de tensa espera y después de que Alejandro Talavante tomara la misma postura. Ambos diestros se suman a las ya conocidas ausencias de Miguel Ángel Perera y El Juli. De los cinco componentes del G-5, que el pasado año se ausentó de La Maestranza tras afirmar que no se contratarían más con la empresa Pagés, solo queda José María Manzanares, cuyo acuerdo con la empresa se anunció el pasado mes de diciembre.

Morante de la Puebla habría tomado esta decisión hace varios días, aunque siempre se afirmó que había un cincuenta por ciento de posibilidades de que acudiera al coso maestrante. En otro tiempo, el torero de La Puebla había afirmado que “Sevilla merece una segunda oportunidad”, para más tarde pedir una rectificación en forma de perdón a la empresa Pagés, que en breve plazo pidió la excusas que pedía el diestro cigarrero.

La empresa contaba con Morante de la Puebla, incluso en la fecha de la presentación del cartel de la temporada se supo que le habían ofrecido participar en cinco corridas durante la presente temporada. Pero hay más. En las primeras conversaciones entre los representantes del torero y la empresa se fijaron las ganaderías que podía torear, hasta el punto de que la de Núñez del Cuvillo no estaba entre las elegidas por la empresa y la pidió el propio torero.

En el entorno del torero se ha confirmado que no torea este año en Sevilla. Hoy mismo se ha conocido que el alcalde de Sevilla había recibido una notificación del mismo torero comunicándole que no estaría en los carteles, según ha publicado Zabala de la Serna en la edición digital de El Mundo. No se saben exactamente las razones esgrimidas, ya que hace algunas fechas estaba dispuesto a torear y en pocos días ha renunciado. No debe olvidarse que Morante es torero de la FIT (Fusión Internacional por la Tauromaquia), encabezada por el empresario mexicano Alberto Bailleres, que también apoderan a Alejandro Talavante. En algunos círculos se ha comentado que Manzanares había recibido presiones para salir de los carteles sevillanos, aunque el alicantino seguirá firme en la postura adoptada de torear en Sevilla.

La empresa debe ahora volver a comenzar la gestación de unos carteles que ya tenía perfilados. El daño que se hace a Sevilla, a su afición y al toreo es incalculable.