Gran faena de Morante en Fallas de Valencia


por Alberto Lopera

Gran faena de morante de la Puebla en la segunda corrida de las Fallas en Valencia, que fué premiada con oreja que paseó triunfal. Otro apéndica cortó Daniel Luque y El Juli se fué de vacío.

Soberbio el quite a la verónica de Morante al cuarto. Tres lances de una duración y naturalidad, especialmente el último, sensacionales y una media torerísima a pies juntos. Y la gente loca. Brindó al respetable el sevillano, que dejó un inicio a dos manos bellísimo y se puso a torear en redondo sobre la mano derecha. Originalidad en el farol para arrancar una serie, en el pase de las flores, en el molinete sobre los pies… y monumentales los de pecho a un toro bueno, con el único defecto de tardear a partir del tercer muletazo de cada serie. Al natural, de uno en uno, llegó el alboroto. Un pinchazo antes de amarrar la estocada arriba. Oreja. En esos momentos, la casquería era ya lo de menos.

El castaño chorreado que hizo segundo embistió con buen estilo de salida, algo que aprovechó El Juli en el recibo coronado con una media y una revolera y en el posterior quite por chicuelinas, al que contestó Daniel Luque por mecidas y despaciosas verónicas. Brindó el madrileño al público, pero su labor estuvo condicionada por la falta de fuerza de su oponente, que protestó a la hora de tomar los engaños y perdió las manos en varias ocasiones. La raza de Juli afloró en un final de faena metido entre los pitones que levantó al público de sus asientos. Tremendo el arrimón, de una autoridad y valor desbordantes. Un pinchazo y una estocada caída dejaron su premio en una cerrada ovación.

El quinto embistió siempre a media altura y sin emplearse. No le importó a El Juli, que lo recibió a pies juntos con el capote y que con la muleta porfió hasta encelarlo en las telas. Faena bien ligada, medida en los tiempos y acogida con calor por el público. Inteligente en los recursos y el toreo accesorio, el madrileño la rubricó con unas manoletinas muy ceñidas y tumbó a su oponente de media estocada que bastó. Oreja.

Daniel Luque volvió a poner en escena su magnífico manejo del capote. Tanto en las verónicas de recibo, pero sobre todo en la personal y torera manera de poner el toro en suerte en el caballo con chicuelinas al paso. Quitó por cordobinas. Buen toro mientras duró y buen inicio de faena del torero de Gerena, a pies juntos, muy quieto y corriendo la mano con donosura. Fácil, muy templada la faena de Luque, de torero puesto y en buen momento. Las luquecinas finales, de nuevo sin enmendarse, provocaron el clamor en los tendidos. La estocada trasera y un golpe de descabello precedieron a la concesión de la primera oreja de la tarde.

Otra vez muy bien con la capa en el que cerró función Daniel Luque. El recibo primero genuflexo y ya de pie ganando terreno tuvo ritmo, empaque y buen gusto. En el quite, dejó unas chicuelinas con el compás abierto y una torera larga. “Aldeano” hizo honor a una reata tan ilustre y se prestó al lucimiento aunque sin descolgar. Sin probaturas Luque, que se fue a los medios, le dio distancia y se puso a torear de primeras. Labor animosa, con pasajes sueltos de interés pero un tanto falta de unidad. De nuevo las luquecinas como colofón y un feo metisaca que le privaba del trofeo y la consiguiente puerta grande.

Valencia, sábado 14 de marzo de 2015. Segunda de la Feria de Fallas. Toros de Victoriano del Río, desiguales de presencia y juego. Buenos el 3º y el 4º. Morante de la Puebla, silencio y oreja tras aviso; El Juli; Ovación con saludos tras aviso y oreja; Daniel Luque; Oreja y ovación con saludos tras aviso. Entrada: Lleno. El festejo se inició con una cerrada ovación a un grupo de aficionados catalanes que desplegaron una pancarta que rezaba “Cataluña Taurina”.