El Juli y M. A. Perera “enloquecieron” Valencia


por Alberto Lopera

Gran tarde de toros la vivida el día de San José en Valencia, en la que un rotundo y contundente Juli, que cortó cuatro orejas, y un pletórico Perera, que paseó dos, abrieron la puerta grande en una tarde en la que molestó el huracanado viento. Hasta Finito de Córdoba se inspiró en el toro que abrió plaza, donde dejó momentos de una gran categoría.

Dos orejas cortó El Juli del segundo toro de la tarde, un astado protestado de salida por su pobre presentación, y que sin embargo fue ovacionado en el arrastre tras su juego encastado. Importante El Juli con el toro y decisiva su autoridad para imponerse a un astado que embestía al principio con la cara suelta; le lanzó un derrote traicionero que a punto estuvo de hacer presa. Toreó siempre por abajo, llevando la embestida hasta el final con profundidad y ligando con un toro que repetía con celo. Los circulares finales acabaron de calentar al público, que tras una gran estocada, le pidió con fuerza las dos orejas, que otorgó el palco sin dudar.

El Juli ofreció una gran dimensión frente al quinto en una faena de enorme entrega y raza, en la que dejó clara su condición de figura. De nuevo se impuso al huracanado viento, que sopló con fuerza, aunque sin importarle al torero, que se mostró muy seguro en todo momento, sabiendo esperar la embestida con firmeza incluso cuando el toro no iba embebido en los vuelos flameados por el aire. Larga la faena en la que al final, cuando sopló menos el viento, surgieron muletazos de una gran profundidad. Tumbó al toro de una gran estocada y de nuevo fue premiado con otras dos orejas.

PLETÓRICO PERERA

Lo mejor de Perera llegó en el sexto, que salió espoleado por El Juli. Cuajó una gran faena, que le valió para cortar otra oreja y salir a hombros junto a El Juli. Importante el toro de Garcigrande, que empujó con celo, repitiendo con mucha clase a la muleta poderosa de un Perera pletórico. El extremeño firmó un inicio de faena con las dos rodillas clavadas en el suelo, que levantó al público de sus asientos. Sólida y compacta la labor de Perera, que muy asentado, fue ligando las series sobre la diestra con largura y profundidad, todo en un palmo perdiendo sólo un paso. El único pero del toro es que se rajó al final. Pinchó antes de dejar una estocada algo desprendida, que necesitó del descabello. Oreja.

Una oreja paseó Perera del tercero, un toro que tuvo el defecto de salir con la cara alta al final del muletazo. Pero supo Perera fijarlo muy bien en la muleta, muy estoico y corriendo bien la mano. Le plantó cara al toro y al viento, que molestó mucho durante toda la faena. Un final de circulares ligando en un palmo, muy valiente el torero, fue clave para acabar de meter al público en la faena. Mató de una buena estocada y descabello. Oreja.

Valencia. Jueves 19 de marzo de 2015. Feria de Fallas. Dos toros de Garcigrande (2º y 6º) y cuatro de Domingo Hernández (1º, 3º, 4º y 5º), desiguales de presentación y de dispares hechuras, alguno con el trapío justo; y de buen juego en líneas generales, con diferentes matices y comportamientos. Finito de Córdoba: Ovación con saludos tras aviso y silencio; El Juli: Dos orejas y dos orejas tras aviso; Miguel Ángel Perera: Oreja tras aviso y oreja tras dos avisos. Entrada: Dos tercios