La espada negó dos orejas a Ferrera en Sevilla


por Alberto Lopera

ferrera_declasAntonio Ferrera perdió las dos orejas tras emborronar con la espada una faena, ejecutada toda ella en los medios, sobresaliente por el sentido de la colocación, del ritmo y del temple de altísima calidad. Rayó a gran altura el extremeño. Cumbre en todos los sentidos, en la quietud, en la ejecución, en los toques… El toro de Victorino, Mecanizado de nombre y que empujó metiendo los riñones en el primer tercio pero salió suelto de los dos encuentros con el caballo, fue importantísimo por su humillación, temple y ritmo…y sobre todo, pon un pitón derecho de ensueño. Sobresaliente el toro. Y obra grande del torero. El palco premió al toro con la vuelta al ruedo. En su primer turno sorteó un primero toro de Victorino Martín que iba y venía pero sin transmisión. Soso el toro y sólido el torero que instrumentó una faena llena de oficio, facilidad y solvencia rematada de estocada entera.

Se la prometía felices el público con el segundo victorino que en el segundo tercio pareció una cosa pero que luego fue otra. Reponía siempre y no terminó de rebozarse el toro y ante él, El Cid dejó una faena sin pena ni gloria y mal rematada con la espada. El quinto regaló un tercio de varas brillante compartido con Manuel Jesús Ruiz “Espartaco”. Esperó luego en banderillas y en la muleta tuvo un buen número de embestidas a las que no logró acoplarse el diestro de Salteras que vio cómo el público acabó tomando partido por el toro.

Manuel Escribano cortó una oreja del tercero, un toro, de nombre Paquecreas, que tuvo emoción a raudales. Encastado y exigente el cárdeno, era toro de apostar y dar un paso adelante. Y lo dio el sevillano que anduvo fresco de cabeza, inteligente y muy dispuesto y entregado. Tragó miradas y parones, y al natural supo tirar del toro. Cuatro naturales excelentes. Importante por momentos el de Gerena. No permitía el toro errores ni dudas. Firme Escribano que se libró de la cogida en un par de ocasiones. Se tiró con rectitud en la suerte suprema cobrando una estocada entera y algo tendida.

Sevilla, jueves 23 de abril de 2015. Toros de Victorino Martín. El cuarto, de nombre Mecanizado, número 73, cárdeno bragao, de 544 kilos nacido en 02/2011, premiado con la vuelta al ruedo. Antonio Ferrera, silencio y vuelta al ruedo tras aviso; El Cid, silencio tras aviso y silencio; Manuel Escribano, oreja tras aviso y palmas. Entrada: Algo más de tres cuartos de plaza en tarde soleada.