Dávila Miura y Escribano cerraron la feria con triunfo.


por Alberto Lopera

dmiura_orejaEduardo Dávila Miura y Manuel Escribano han paseado las últimas orejas de la Feria de Abril 2015 en Sevilla. Lo han hecho frente a una miurada compuesta por ejemplares de desigual condicón. El lote de menos opciones se lo llevó Iván Fandiño, que resultó silenciado en sus dos turnos.

Dávila Miura le cortó una oreja al cuarto, un toro al que toreó bien de capote y ante el que hizo un esfuerzo importante con la muleta. El de Miura no terminó de pasar y fue oriéntandose, sin embargo, el sevillano apostó fuerte y arriesgó a pesar del poco recorrido de la res. No se notaron los nueve años que ha estado retirado de los ruedos, ni en las formas ni en el fondo. Lo tumbó sin puntilla de un estoconazo soberbio y el premio fue de justicia.

Manuel Escribano paseó un trofeo y se le pidió con fuerza el segundo tras lidiar al quinto, un toro cinqueño con 658 kilos. Se fue a recibirlo a portagayola, toreándolo después muy bien con el capote y brindando la faena a su compañero Eduardo Dávila Miura. El toro, dentro de lo que es Miura, fue noblón, y eso lo aprovechó Escribano, que también apostó desde el principio por el animal. Centrado, dándole los tiempos y las distancias acertadas, culminó su labor de una certera estocada. La muerte del toro fue espectacular y la oreja para el diestro, maciza.

No se entregó de verdad nunca el de Miura en una faena en la que Fandiño mostró una cualidad clave: no aburrirse nunca. Gracias a esa virtud, acabó sacando algunos muletazos por el pitón izquierdo, pero fue sólo un espejismo pues el toro era un regalo y terminó poniéndose imposible. El de Orduña mató de estocada y tres descabellos y fue silenciado tras sonar un aviso.

Cerró la feria un toro peligroso, muy complicado, al que nunca se le veía metido en la muleta y que además cabeceaba con peligro. Miura de los malos con el que Fandiño, que lo había recibido con una larga cambiada en el tercero, poco pudo hacer. Mató de estocada tras pinchazo y fue silenciado.

Sevilla, domingo 26 de abril de 2015. Toros de Miura. Bien presentados y de juego desigual. Eduardo Dávila Miura, ovación con saludos y oreja; Manuel Escribano, ovación con saludos y oreja tras petición de la segunda; Iván Fandiño, silencio tras aviso. Entrada: Casi lleno. Eduardo Dávila Miura saludó una fuerte ovación tras romperse el paseíllo que compartió con sus compañeros de cartel.