Única oreja protestada a José Mari Manzanares


por Alberto Lopera

manzana_declasDefinitivamente hay toreros a los que les cuesta mucho convencer a la afición de Madrid. Eso le pasó a José Mari Manzanares papá. Y ahora a su hijo le pasa igual. Por muy bien que toreen, le pasan factura los exigentes del tendido siete. Ayer cortó la única oreja de la corrida y fué largamente protestado mientras dio la vuelta al ruedo con el merecido premio.

Abrió plaza un toro de El Pilar agarrado al piso, sin clase y de muy poco recorrido. Juan José Padilla, que colocó banderillas con soltura, porfió con él en una labor tesonera pero sin brillo por la escasa colaboración de su oponente. Se atascó con el descabello y acabó escuchando pitos.

Buen toro el quinto, el mejor de la corrida hasta ese momento, con nobleza y recorrido. José María Manzanares, muy molestado por el viento, se fue a los terrenos del cinco tras desmonterarse Curro Javier y Luis Blázquez con los palos. El torero alicantino hilvanó una faena muy bien revestida, que tuvo torería y regusto. Labor de tandas breves pero bien ligadas, con un capítulo al natural especialmente brillante. Se impuso Manzanares con serena actitud a los intransigentes y el monumental espadazo con el que tumbó al de El Pilar puso en sus manos la oreja, que fue protestada por el sector habitual de la plaza.

Muy firme estuvo Miguel Ángel Perera ante el tercero de la tarde, un toro sin clase, bajo de raza y sin ritmo, que se metía mucho por dentro. El extremeño porfió siempre muy bien plantado. Intentó apretar al toro en una tanda por el pitón izquierdo y el toro no respondió. Mató con facilidad. Cerró el festejo otro ejemplar de la divisa salmantina sin raza ni emoción. Con la cara siempre alta y sin transmitir sus embestidas, Miguel Ángel Perera puso todo de su parte pero el lucimiento resultó imposible. Sin suerte de momento el extremeño en sus comparecencias en el abono, le resta la corrida de Beneficencia mano a mano con El Juli. Mató de una estocada que necesitó de cuatro golpes de descabello.

Madrid, viernes 22 de mayo de 2015. Toros de El Pilar y Charro de Llen (2º bis), bien presentados y de poco juego en líneas generales, el mejor fue el 5º. El segundo, devuelto tras partirse el pitón derecho. Juan José Padilla: Pitos tras aviso y silencio; José María Manzanares, silencio tras aviso y oreja tras aviso; Miguel Ángel Perera, silencio y silencio; Entrada: No hay billetes. S.M. el Rey Juan Carlos I acudió por tercer día consecutivo a Las Ventas, en esta ocasión acompañado por su hija la Infanta Doña Elena y la hija de ésta, Victoria Federica.