Sebastián Ritter muy bien con toros sin raza


por Alberto Lopera

MAD_5313Si la espada entra en su primer cite recibiendo seguramente el colombiano Sebastián Ritter hubiese paseado la única oreja posible en la deslucida corrida enviada por Partido de Resina (antes Pablo Romero). El segundo toro, el único que medio se movió, permitió al torero de Medellín ejecutar una faena muy interesante donde el tiempo y las distancias fueron fundamentales en la buena lidia que instrumentó.

Una muy deslucida corrida de Partido de Resina dio al traste con las ilusiones de la terna de este lunes en Madrid. Eduardo Gallo, Sebastián Ritter y Rafael Cerro se estrellaron ante las muy escasas posibilidades del encierro del legendario hierro sevillano.

El segundo fue un toro manejable, con movilidad y duración, que tuvo nobleza pero no terminó de humillar. Duró en gran medida porque lo entendió bien Ritter, que nunca le obligó y supo templarle sin violentarle, ejecutando todo con mucha suavidad. Faena de buen oficio, que contó con una notable serie por el pitón derecho. Hubo pasajes buenos, pero con la espada anduvo muy desafortunado. Fue silenciado y el toro, aplaudido.

Deslucido, topando y sin ninguna opción de lucimiento salió el quinto. Ritter se estrelló frente al nulo juego del de Partido de Resina. Estocada corta desprendida y silencio.

El sexto se movió pero con la cara alta y sin clase. Cerro cumplió en una faena de muchos muletazos, tratando siempre de templar la embestida. No hubo brillo y tampoco acierto a espadas.

Madrid, lunes 1 de junio de 2015. Toros de Partido de Resina, desiguales de presentación, deslucidos y descastados en líneas generales. Algo más manejables 2º y 6º. Eduardo Gallo, silencio tras aviso y silencio; Sebastián Ritter, silencio tras aviso y silencio; y Rafael Cerro, silencio en su lote. Entrada: Menos de tres cuartos de plaza.