Gran corrida triunfal de El Juli y Ventura en Lisboa


por Alberto Lopera

julilisboaUn entradón se registró en la plaza “Campo Pequeño” de Lisboa para ver el mano a mano entre Julián López “El Juli” y el rejoneador DiegoVentura quienes lidiaron una corrida con toros de diferentes ganaderías portuguesas y españolas. Decimos lidiaron, porque allí en Portugal NO se da muerte al toro en la plaza.Se torean, se le coloca banderillas pero no se les da muerte con el estoque. Se entran vivos y luego se apuntillan en los corrales. Por eso al que triunfa no se le dan orejas, siendo la vuelta al ruedo el máximo galardón.

La cuarta corrida del abono de Campo Pequeno se ha convertido ya en un acontecimiento histórico gracias a la actuación magistral de El Juli. Quienes cubren la temporada en la capital lusa desde hace más de medio siglo deben buscar en los archivos una actuación de matador tan rotunda como la del madrileño. Sorteó un toro encastado de Garcigrande y dos con más clase de Domingo Hernández.

Destacó sobremanera su plena disposición: pinturero al lancear con el capote, banderilleó a petición del público. Sus faenas, dos de ellas muy largas, constituyeron una obra prima del toreo de poder, de la técnica más depurada. En cada momento, la distancia adecuada, la suavidad de los toques y la emoción del toreo de cercanías. Perfecto el madrileño. Entregado y a placer. Convirtió la Monumental de Campo Pequeno en un verdadero manicomio. La catedral del toreo a caballo fue por una noche, la catedral del toreo a pie.

Diego Ventura buscó con empeño y ahínco el triunfo, llegando a regalar un sobrero lidiado en séptimo lugar pero sin redondear. Los momentos más brillantes de su actuación los alcanzó en el tercero que se defendió en tablas. Planteó la faena invadiendo los terrenos del toro con compromiso y imponiéndose al manso. Lidió correctamente al que rompió plaza, diseñando suertes de bella factura.

Tras una faena con altibajos al quinto, se dispuso a lidiar un sobrero con el que cerró la noche. Se entregó con valor en una lidia que tuvo momentos buenos con otros menos lucidos.

Los forcados Amadores de Montemor rubricaron su actuación con éxito realizando cuatro “pegas de cara”.

Lisboa (Portugal), jueves 18 de junio. Toros para rejones de Passanha (1º, noble; y 5º como sobrero de regalo); Cortés de Moura, manso; Vinhas (3º bis); Garcigrande (2º, manejable) y Domingo Hernández (4º y 6ª, con clase). DIEGO VENTURA: Vuelta, vuelta, vuelta y vuelta; EL JULI: Vuelta, dos vueltas. tres vueltas y vuelta final con salida a hombros por la puerta grande. El rejoneador sobresaliente David Gomes colocó dos banderillas en el quinto. El matador sobresaliente Antonio Joao Ferreira quitó por gaoneras. Entrada: Lleno. Antes de iniciarse el festejo el matador Mario Coelho fue homenajeado.