Precioso homenaje a José M. Manzanares en su tierra.


por Alberto Lopera

10Hermoso y muy sentido homenaje a la memoria de quien fuera gran torero: José MariManzanares, fallecido hace algunos meses. Fué la corrida de hoy en Alicante donde sus hijos José Mari Jr. y Manuel, rejoneador, junto a Enrique Ponce salieron a hombros dela plaza.

Dos orejas cortó Manuel Manzanares del cuarto. Las paseó como premio a una faena muy templada y torera. Tuvo delante a un toro con mucha clase pero poca fuerza de Bohórquez, que galopó con temple ante las monturas del alicantino. Lució especialmente a lomos de Príncipe, un magnífico caballo con el que se metió al público en el bolsillo. Respondió el público, todo bajo el espíritu manzanarista de la tarde. Concluyó de un rejonazo y amarró el triunfo.

 Enrique Ponce brindó a las hijas del maestro Manzanares y construyó una faena paciente, inteligente y técnica en su primera parte, llevando al toro a su altura, sin apretarle pero buscando el fondo del animal; y una segunda en la que exigió al toro hilvanando tres series templadas sobre la diestra, de figura erguida y relajada. Labor de menos a más. Un aviso antes de entrar a matar. Buena estocada. Dos orejas.

Otras dos orejas cortó José Mari Manzanares en el tercero al que le ejecutó una torerísima y artística faena llena de ortodoxia y mucha lentitud. El sexto sacó alta nota en los primeros tercios y también en los primeros compases de la faena de muleta, pero acabó demasiado rajado, por lo que el premio de la vuelta al ruedo que ordenó el palco resultó excesivo. Manzanares lució especialmente toreando sobre la mano derecha, con ligazón y templanza en series en las que corrió bien la mano. Luego, con el toro a menos, el trasteo también decayó, pero una soberbia estocada, con el toro rodado sin puntilla, dio paso a la concesión de las dos orejas para el torero.

Alicante, miércoles 24 de junio de 2015. Toros de Fermín Bohórquez (1º y 4º) y Núñez del Cuvillo. El 6º, premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre. El rejoneador Manuel Manzanares, ovación con saludos y dos orejas; Enrique Ponce, dos orejas y vuelta al ruedo tras petición; José María Manzanares, dos orejas y dos orejas con petición de rabo. Entrada: Más de tres cuartos de plaza. Curro Javier y Luis Blázquez saludaron tras parear al 6º. Tras romperse el paseíllo, toreros, empresa y autoridades salieron al ruedo mientras sonaba el himno de Alicante para rendir homenaje al maestro José María Manzanares.