Triunfos de Castella y Fandiño con oreja cada uno.


por Alberto Lopera

castella_orejaDos buenos toros de Victoriano del Río permitieron el triunfo hoy en Pamplona de Sebastián Castella y de Iván Fandiño. Ambos cortaron de a una oreja después de interesantes faenas que fueron del agrado delos pamplonicas que una vez más llenaron los tendidos de la plaza.

Sebastián Castella cortó una oreja del toro que abrió plaza, un colorado chorreado en verdugo de astifinas y cornivueltas defensas que blandeó en los primeros tercios pero que se vino arriba en el último sacando como principales virtudes la humillación, la nobleza y la duración. Supo sacarle su buen fondo de casta el torero francés en una faena abundante, abierta con pases cambiados por la espalda en los medios, continuada con series sobre ambos pitones y coronada con una buena estocada de rápido efecto que desató la petición del trofeo. Con la rodilla flexionada arrancó su labor al cuarto el diestro francés, con firmeza y obligando a un toro que se movió pero embistió sin clase y con brusquedad. Deslucido el de Toros de Cortés. Castella quiso hacer todo con suavidad pero el toro no se lo agradeció y terminó rajándose. Aun así dejó algún natural suelto de bella factura.

El que hizo segundo fue un toro con movilidad, fondo, prontitud y que fue a más en el último tercio. Iván Fandiño abrió faena con tres pases cambiados por la espalda en el tercio antes de instrumentar una labor de buen tono que tuvo los mejores momentos sobre la diestra en dos series ligadas y templadas. Menos recorrido tuvo sobre el pitón izquierdo y por ahí los muletazos surgieron de uno en uno. Finalizó con una serie de manoletinas de rodillas y una estocada contraria que le valió una oreja.
Alejandro Talavante no tuvo ninguna opción con el tercero, un toro deslucido, sin entrega ni humillación al que le faltó raza y emoción. El extremeño lo intentó, dejando algún natural suelto de bella factura, pero su labor no pasó a mayores. El sexto, un toro de imponente presentación por cuajo y pitones, fue sin embargo un auténtico inválido. Talavante, desganado ante la condición de su oponente, pasó inédito.

Pamplona, jueves 9 de julio de 2015. Toros de Victoriano del Río y Toros de Cortés (4º). Muy bien presentados, astifinos, con mucha arboladura y volumen. Desiguales de juego. Buenos el 1º, a más, y el 2º, con movilidad y también a más en su comportamiento. Deslucidos, sin clase ni entrega 3º y 4º; y rozando la invalidez 5º y, especialmente, 6º. Sebastián Castella, oreja tras aviso y silencio; Iván Fandiño, oreja y silencio; Alejandro Talavante, silencio y silencio. Entrada: Lleno.