Actuación desafortunada de Sanchez Mejía en Madrid


por Alberto Lopera

foto6El novillero colombiano Santiago Sánchez Mejía ha tenido un desafortunado debut en la plaza de Las Ventas en la novillada de hoy donde la única vuelta al ruedo con ovación fué para el mexicano Gerardo Rivera. Para torear en Madrid se debe llegar muy preparado, con oficio y sobretodo con ganas, afición, valor y deseos de triunfo. Lástima dejar pasar una oportunidad tan importante ara quien desea ser torero.

Abrió plaza un novillo con genio, sin emplearse y soltando mucho la cara. El mexicano Gerardo Rivera lo recibió a portagayola, banderilleando después con más empeño que fortuna. Faena valiente, solvente, con oficio y ajustada en la que cumplió frente a un utrero que se movió sin clase. El cuarto fue un novillo bueno ante el que de nuevo se fue a portagayola. El utrero de Los Chospes desarrolló nobleza, clase y movilidad y el azteca instrumentó una labor que tuvo limpieza y en la que corrió bien la mano, toreando con quietud y firmeza. Fundamentalmente hubo temple por los dos lados, sin embargo emborronó todo con el descabello, esfumándose el premio de la oreja.

Noble, con clase y movilidad fue el que hizo segundo, primero del lote de Alejandro Conquero, que se mostró dispuesto y entregado en una labor de más empeño que asiento. Puso actitud en una faena larga y mal rematada con los aceros. El quinto fue un novillo deslucido y aplomado, sin clase. Conquero anduvo aseado en una labor sin brillo y rematada de media estocada.

Santiago Sánchez Mejía, que al igual que sus compañeros hacía su debut en Las Ventas, sorteó por delante un novillo noble y con fijeza, con movilidad. De buena condición aunque sin acabar de entregarse. Pobre imagen del novillero colombiano, distante, ligero, llenando de pausas su labor y sin concretar las tandas que inició. Mató de dos pinchazos y una estocada corta. Cerró plaza un novillo bajo pero serio, de manejable y noble condición. El colombiano anduvo desafortunado y carente de asiento y firmeza en una faena sin estructura, de series breves y llena de injustificadas pausas frente a un utrero que mereció mejor trato y manejo.

Madrid, domingo 19 de julio de 2015. Novillos de Los Chospes, bien presentados y de buen juego en líneas generales. Nobles y manejables, el mejor el jugado en cuarto lugar. Gerardo Rivera, silencio tras aviso y vuelta al ruedo; Alejandro Conquero, silencio en ambos; Santiago Sánchez Mejía, silencio tras aviso y silencio. Entrada: Un cuarto. Los tres novilleros hacían su presentación en Las Ventas.