Gran triunfo del rejoneador Jacobo Botero en Lisboa


por Alberto Lopera

jaco1Una extraordinaria actuación cumplió hoy en la plaza de Lisboa el joven y gran rejoneador colombiano Jacobo Botero quien dió dos vueltas al ruedo – equivalente a dos orejas – en Portugal donde no se da muerte a los toros en el ruedo.

La novena corrida del abono de Lisboa resultó muy entretenida, en buena parte gracias al juego de los toros de Guiomar Cortes Moura. Con una media de más de 600 kilos, el encierro puso sobre la arena de Campo Pequeno poder y movilidad. Tan sólo el cuarto desarrolló mansedumbre.

Miguel Moura, el pequeño de la dinastía de Monforte que, a partir de ahora, empieza a marcar un puesto entre los grandes. A pesar de su poca experiencia, supo aplicar la lidia adecuada a sus dos oponentes en dos faenas plenas de seguridad y contenido. Por momentos, el manejo de las monturas recordó a ese Niño Moura que en los años 70 revolucionó el toreo a caballo. Dejó patente un enorme progreso en su concepto.

El veterano Vítor Ribeiro se enfrentó al peor lote. Sorteó el toro más complicado y ante él diseñó una faena seria. Decidido anduvo frente al cuarto, un toro manso al que toreó de verdad, ejecutando suertes bien rematadas.

Los pasajes más importantes de la actuación del colombiano Jacobo Botero llegaron frente al segundo, un toro bravo y noble que le permitió construir una lidia espectacular. Conectó con fuerza con los tendidos, especialmente en dos banderillas, ambas de alta nota. Frente al quinto dejó una faena pinturera y con altibajos.

Lisboa (Portugal), jueves 6 de agosto de 2015. Toros de Guiomar Cortes Moura, muy bien presentados, serios y con movilidad. Vítor Ribeiro, saludos y vuelta al ruedo; Jacobo Botero, vuelta y vuelta; Miguel Moura, vuelta y vuelta. Entrada: Más de media plaza.