Gravísima la cornada a Jimenez Fortes en el cuello


por Alberto Lopera

Video con la gravísima cornada sufrida por Jimenez fortes en la plaza de vitigudino, y el parte médico.
El hospital Clínico de Salamanca ha remitido un parte médico detallando las gravísimas heridas que sufrió el matador de toros Saúl Jiménez Fortes el pasado domingo en Vitigudino. Fortes fue intervenido en el Clínico de una cornada que le produjo serios e importantísimos daños en la región mandibular inferior izquierda, con las siguientes lesiones: ‘traumatismo facial cervical; una herida en región laterocervical izquierda por asta de toro de aproximadamente 15 centímetros, herida de base de lengua y fosa amigdalina; fractura de maxilar superior; desgarro a nivel de paladar blando, además de fractura de vómer, lámina perpendicular del etmoides y rostrum esfenoidal’. El texto además informa de las acciones realizadas por el personal sanitario tanto en la enfermería de la plaza de toros, donde fue estabilizado, como en el Clínico de Salamanca, donde incluso se le practicó una ‘traqueotomía reglada’ por parte del Servicio de Otorrinolaringología, así como el estado actual del paciente. Este es el texto íntegro redactado por el centro hospitalario al que ha tenido acceso Mundotoro: ‘El matador de toros Saúl Jiménez Fortes ingresó en el Complejo Asistencial Universitario de Salamanca la noche del domingo, 16 de agosto. Presentaba una herida por asta de toro en la región mandibular inferior izquierda. Recibió atención inmediata en la enfermería de la plaza de toros, donde se le suturó la herida y se le colocó drenaje, no apreciando lesión de grandes vasos. En el Clínico, y tras las pertinentes pruebas, se diagnostica: Traumatismo facial cervical Herida en región laterocervical izquierda por asta de toro de aproximadamente 15 centímetros Herida de base de lengua y fosa amigdalina Fractura de maxilar superior Desgarro a nivel de paladar blando Fractura de vómer, lámina perpendicular del etmoides y rostrum esfenoidal Fue intervenido quirúrgicamente de urgencia por el Servicio de Otorrinolaringología: limpieza, sutura y traqueotomía reglada Se mantiene la monitorización y la medicación sedoanalgésica, así como con antibióticos de amplio espectro. El paciente permanece respiratoria y hemodinámicamente estable y afebril. Se han realizado curas de la herida, con buen aspecto hasta el momento’.