Castella, dos orejas. Miguel Angel Perera, herido grave.


por Alberto Lopera

IMG_1539Una cornada grave ha sufrido Miguel Angel Perera cuando lanceaba de rodillas a su primer toro en la plaza de Salamanca. La corrida ha quedado en un mano a mano entre El Juli y Sebastián Castella quien ha sido el triunfador al cortar las dos orejas, pero se ha negado a salir a hombros por respeto a su compañero herido.

 Miguel Ángel Perera fue cogido por el tercer toro del festejo cuando lo recibía a la verónica rodilla en tierra. En el tercer lance, el de Domingo Hernández arrolló al extremeño de fea manera arrojándolo por encima de la barrera contra el callejón. Rapidamente se lo llevaron a la enfermería, haciéndose cargo de la lidia El Juli. El madrileño se mostró entregado frente a un toro que embistió humillado en la muleta de Julián. Muy dipsuesto, aunque a merced debido al molesto viento. Mató de pinchazo hondo y cinco descabellos, siendo silenciado.

Más bajo de presencia que el resto el que salió en quinto lugar, tomó una vara en la que se durmió en el peto. Brindó al público una faena de mucha entrega en la que buscó el triunfo frente a un toro tardo y muy a merced del intenso viento en una tarde de perros. Coronó de una estocada contundente de efecto inmediato y paseó una oreja.

Sebastián Castella sorteó por delante un toro de Garcigrande, de justa presencia. Espoleado por el éxito de la tarde anterior, brilló de nuevo brilla el francés, siendo jaleado ya en el saludo a la verónica. Mas aún al iniciar la faena junto al estribo antes de llevarlo a los medios para torear con gusto y elegancia. Mató de una estocada defectuosa y un golpe de descabello. Corrió turno tras el percance de Perera y en cuarto lugar se lidió el previsto como quinto. Ante él, Sebastián Castella, que brindó al público, abrió faena con una pase cambiado por la espalda para seguir toreando en los medios sobre la diestra con brillante interpretación. Con el toro cada vez más parado, Castella rendodeó un trasteo con entrega y alto contenido artístico. Mató de una estocada contundente aunque un tanto caída y paseó las dos orejas.

La faena al sexto estuvo condicionada al igual que las anteriores por el fuerte viento. El francés anduvo firme y puesto ante un toro deslucido, de poco empuje y corto viaje. Pese al triunfo conseguido en su anterior, Sebastián Castella no quiso salir a hombros por respeto a su compañero herido.

Salamanca, martes 15 de septiembre de 2015. Toros de Garcigrande (2º, 4º y 5º) y Domingo Hernández (1º, 3º, 6º). Correctos de presentación y de juego desigual. El Juli, bronca, silencio en el que estoqueó por Perera y oreja; Sebastián Castella, ovación con saludos tras petición y aviso, dos orejas y palmas en el que lidió por Perera; Miguel Ángel Perera, herido. Entrada: Tres cuartos de plaza.