Triunfo de Diego Urdiales: tres orejas en Logroño


por Alberto Lopera

urdiales_hombros_logronoOtra tarde triunfal de Diego Urdiales en ésta temporada. Con tres orejas cortadas ha salido a hombros de la plaza de Logroño esta tarde.

Abrió plaza un toro manejable de Las Ramblas, con una embestida discontinua y más recorrido por el pitón derecho. Excelentes lances a la verónica de Urdiales, que cuajó una faena plena de armonía y sabor. Brindada a Curro Romero, la obra del riojano tuvo despaciosidad y prestancia, destacando el toreo reposado sobre la mano derecha. Un pinchazo, una estocada. Oreja.

Importante faena de Diego Urdiales frente a un exigente y bravo ejemplar de Jandilla, un animal con mucho que torear y que pidió firmeza y ni una sola duda. Metido el de Arnedo, a base de templanza y colocación compuso una faena de gran intensidad. Extraordinario su toreo en redondo, de mano baja y reunión. Exquisitos los naturales, largos. Faena mandona. Grande Urdiales frente a un toro encastado. Impuso su personalidad y concepto. Buena estocada. Dos orejas. El toro fue ovacionado en el arrastre.

El segundo, de Las Ramblas, fue un toro con movilidad pero sin clase, descompuesto a pesar de su movilidad. Manzanares trató de fijar al animal, logrando algún muletazo estimable por el lado derecho. No tuvo mayores opciones. Pinchazo hondo y estocada. Silencio.

Deslucido el quinto de Jandilla, que no tuvo criterio en su embestida y se paró. No tuvo opción Manzanares, que lo muleteó sin brillo. Estocada. Silencio.

Muy capaz y muy seguro José Garrido frente a un tercero de Las Ramblas que no se entregó nunca y al que logró someter el extremeño a base de firmeza y temple. Asentado y tirando hacia adelante con un ímpetu tremendo. Faena de apuesta. Pisando terrenos al toro, apretándose con el animal y aguantando indecisiones. Faena a más. Magnífica estocada en todo lo alto, entrando despacio. Oreja.

Logroño, 21 de septiembre de 2015. Tercera de la Feria de San Mateo. Toros de Las Ramblas (1º, 2º y 3º) y Jandilla (4º, 5º y 6º). Bien presentados, más armados los tres primeros y más armónicos los tres últimos. Manejable el 1º, noble aunque sin rebosarse. 2º y 3º, descompuestos y deslucidos. Bravo, con transmisión y poder el 4º, fuertemente ovacionado en el arrastre. Deslucidos 5º y 6º. Diego Urdiales, oreja y dos orejas; José María Manzanares, silencio en ambos; y José Garrido, oreja con petición de la segunda y saludos tras aviso. Entrada: Dos tercios. Diego Urdiales fue obligado a saludar tras el paseíllo.