Gonzalo Caballero ha sido ovacionado en su alternativa


por Alberto Lopera

IMG_4191Gonzalo Caballero se convirtió en matador con el toro Cerillero II, un animal con movilidad pero sin clase. Embistió siempre con la cara alta y sin emplearse. Caballero estuvo por encima, con mucha actitud y compromiso. Corrió bien la mano por el pitón derecho y dejó pasajes de mérito también al natural. Sobre todo, muy asentado, aguantando parones, muy de verdad. Pinchó antes de dejar una estocada caída. Ovación tras aviso. El sexto fue un toro noble pero sin clase, rebrincado. El toricantano lo toreó bien a la verónica, rematando con una media de rodillas. Con la muleta expuso desde el primer momento con un arranque con un pase cambiado en los medios. Labor basada en la firmeza y en el valor, pero sin brillo por las condiciones del toro.

Eugenio de Mora estuvo por encima de un toro noble pero sin entrega y escaso de fuerza. Faena sólida del toledano. Muy inteligente, extrayéndole buenos muletazos a base de colocación y técnica, pero la falta de transmisión del toro hizo que no tomara vuelo la labor. De Mora volvió a estar por encima de su oponente. En este caso, el quinto de la tarde fue un animal con movilidad descompuesta y desarrollando genio. Estuvo muy decidido De Mora, iniciando la faena de rodillas y exponiendo en todo momento. Muy sólido y decidido. Supo aprovechar las inercias para ligar alguna tanda por el pitón derecho pero sin llegar a tener eco.

Nada puedo hacer Uceda Leal con un lote de nulas opciones. Su primero fue un toro desrazado, que además fue blando. El madrileño sólo pudo constatar que es un gran estoqueador. La estocada fue lo más destacado. El cuarto fue un toro manso y agarrado al piso. Uceda Leal trató de fijarlo y sacarle faena a base de tesón, pero fue imposible.

Madrid. Sábado, 3 de octubre de 2015. Toros de Vellosino, bien presentados, con más aparato que esqueleto. Nobles, deslucidos, desrazados y justos de fuerza. Uceda Leal, silencio en ambos; Eugenio de Mora, silencio y palmas; Gonzalo Caballero, que tomaba la alternativa, ovación con saludos tras aviso en ambos. Entrada: Casi lleno. Saludó en banderillas Curro Robles.