Adiós Pre Feria… Cali ciudad de toros


por Carolina Baquero

gustavo zuñigaCon una entrada superior a los festejos anteriores se llevó a cabo la corrida pre feria de la ciudad de Cali. El festejo estuvo marcado por los contrastes: alegría, peligro, angustia y emoción.

Se lidiaron seis ejemplares de la ganadería de Ambaló, propiedad de los hermanos Estela; quienes llevaron un encierro bien presentado, con variedad y belleza en la capas y un juego en términos generales con complicaciones y genio; sobresalió el lidiado en tercer lugar.

Como primer alternante actuaba Diego González, quien fue el más sobresaliente entre sus compañeros, por la calidad de su toreo; la plasticidad y técnica vinieron en las manos de Diego… A pesar de llevar casi tres años en un pausa forzada de su profesión, demostró que cuando se tiene el don de torear, nunca se olvida. La faena fue pausada, ligada y de mejorar las condiciones del toro que fue perdiendo sus fuerzas a medida que avanzaba el tiempo. Vuelta al ruedo tras una estocada buena que por el arraigo del toro a la vida, no fue de rápida acción.

Ramiro Cadena no tuvo suerte en su tarde en Cali, el astado era complicado pero no inmanejable del todo, sin embargo se le vio a Cadena un poco angustiado y sin disfrutar lo que estaba viviendo. La lidia fue desligada y sin orden, pero los momentos más complicados para Ramiro fue el tercio de muerte donde cada vez que entraba a matar, salía corriendo y se le veía que pasaba momentos incomodos. Silencio tras tres avisos.

La oreja de la tarde vino de la mano de Gustavo Zuñiga que pechó con el toro más potable y de mayor emoción de la tarde, un burraco de 510 kilos que conectó al público de inmediato con su salida. Zuñiga salió con muchas ganas, ejecutó el tercio de banderillas y con la muleta aunque con fallas en las distancias, logró tener un norte con su actuación y tras matar bien, cortó una oreja.

El cartagenero Cesar Manotas brindó a todos sus compañeros de oro, la lidia y muerte de su toro. Su actuación tuvo buenos momentos pero tras varios apagones parciales de luz en la plaza, el torero se desconcertó y pareciera que hubiese perdido la concentración. La gente no se conectó a pesar de la voluntad del torero. Buena estocada. Palmas tras dos avisos.

El Dios Mío! Lo despertó José Fernando Alzate quien tras una faena de mucho arrimón, valor y que trató de ligar, fue cogido de manera violenta por el toro; que golpeó su cara, pecho y cuello; y aunque él se quiso reintegrar a la faena, comenzó a desvanecerse y tuvo que ser trasladado a la enfermería de la plaza y posteriormente a la Clínica Imbanaco para valoración, afortunadamente no fue nada grave. El toro lo mató Diego González.

Franco Salcedo finalizó la tarde, él debutaba hoy como matador de toros en Cali y quien se le vio muy entregado y dispuesto, probó los dos pitones y trató de ligar las pocas tandas que le permitió un toro violento y que nunca lo dejó estar. Varios intentos de estocada. Silencio tras dos avisos.