Diego Ventura abrió la primera puerta grande en Cali


por Carolina Baquero

IMG_0482Se abre la primera puerta grande de la Feria de Cali 2015, por parte del rejoneador portugués, Diego Ventura, quien cortó dos apéndices en el cuarto toro de la corrida. La afición taurina de la capital vallecaucana respondió y asistió haciendo casi tres cuartos de aforo.

Se lidió un encierro conformado por cinco toros de Fuentelapeña y uno de Juan Bernardo Caicedo(4). La presentación fue dispareja y el juego desigual, en términos generales acusando mansedumbre y falta de clase. Fue premiado con la vuelta al ruedo el de Juan Bernardo Caicedo.

La tarde no pudo tener mejor inicio que la presencia de las bellas cabalgaduras del rejoneador Diego Ventura, quien de inmediato tocó el ruedo de Cali, imprimió su alegría a los tendidos. Faena templada a un ejemplar atento y noble, aunque al final se le vieron características de manso; con el cual pudo ejecutar por completo los tercios con facilidad, excepto la muerte que le causó algo de dificultad ya que el toro estaba en los terrenos de adentro. Dos mete y saque, y tres intentos de descabello. Saludo y palmas al toro.

No tuvo tanta suerte Ventura con el ejemplar de Juan Bernardo Caicedo, que tenía una embestida bronca y con poco recorrido. El primer tercio fue defectuoso al fallar en su primer intento, con las banderillas pudo tener un poco más de lucimiento haciendo uso de sus habilidades como jinete para que el público no notara la dificultad de torear a este astado… Realmente en este turno Diego no confeccionó faena, ejecutó las suertes pero no se pudo gozar de temple; fundamentó su actuación en muestras alegres del dominio de su jaca torera, ya que el toro fue un hueso difícil de roer. Rejón de muerte de efectiva acción. Dos orejas largas y vuelta al ruedo al toro sin justificación.

El madrileño Alberto López Simón debutó en este coso colombiano y dejó en su primer toro una grata impresión, al torear con conocimiento,valentía y con la mano baja, a un toro manso, descastado y parado. La faena no pudo ser ligada debido a las condiciones del ejemplar, sin embargo en el uni pase se lució con redondos invertidos y derechazos de calidad, encunado en los pitones y librándose con habilidad de los gañafonazos que pegaba. Dos pinchazos debido a que el toro reculaba y se paraba, estocada. Saludos y pitos al toro.

Faena de gran mérito hizo este nacido en el barrio Barajas de Madrid, ante un bronco y manso, que terminó sometido ante el poderío de la muleta de López Simón. Temple, arte y valor de un joven que pareciera tener mayor experiencia de la que tiene; el toreo de verdad y de absoluta quietud. Un pinchazo y una estocada efectiva aunque no de perfecta colocación. Saludo desde el tercio.

Una faena de Sebastián Ritter completamente individual porque su astado no colaboró en lo más mínimo, un manso con peligro que tardes a en la muleta. Ritter dio una viva muestra de su valor, del arrimón y de temple, especialmente en el inicio de su actuación, pues a medida que avanzaba la faena, el toro trompicaba su muleta; un fuerte achuchon sin mayores consecuencias. Media espada y excelente descabello. Palmas y pitos al toro.

El paisa Sebastian Ritter le da esperanza al toreo colombiano con su técnica, valor y elegancia; tan cerquita se pasa los pitones del toro por su taleguilla, que esta termina rota dejando al descubierto su muslo derecho. El torero colombiano fue capaz de ejecutar una faena ligada y de calidad a un astado que terminó buscando su querencia. Pinchazo, estocada calada, estocada completa un poco trasera. Palmas.