La afición de Cali disfrutó esta Feria


por Carolina Baquero

tala en caliSe nos fue la Feria de Cali 2015 y la despedimos con alegría de haber visto momentos de tanta importancia en Cañaveralejo. Hoy se llevó a acabo una corrida mixta en la que cortó una oreja Ventura y Talavante.

Se lidió un encierro de la ganadería de Juan Bernardo Caicedo, de muy buena presentación, de muy bellas estampas, dignas de Cali; por el contrario el juego fue complicado en su mayoría..Sobresalieron los lidiados en quinto y sexto lugar.

En primer lugar Diego Ventura se encontró con un toro parado, sin alegría, ni motor; fue el rejoneador quien exponiendo mucho sus cabalgaduras tuvo que generar algo de emoción en los tendidos. La actuación fue de voluntad pero realmente pasó sin mucho ruido este inicio de corrida. Pichazo, rejón completo y descabello. Palmas.

Cortó una oreja el caballero luso, a un toro manso, parado y que embistió por arreones, trompicando la grupa de los caballos. Como siempre Ventura hizo uso de las vistosas maniobras con su cuadra pero además de ser muy valiente y honrado con Cali; la faena no fue buena, fue muy larga y además abusó de la cantidad de banderillas y rosas que puso, teniendo en cuenta lo mermado del toro, quizás en un astado con más motor pero este no daba más. Rejón efectivo pero mal colocado. Oreja y pitos al toro.

Muy variado y lúcido Luis Bolívar con el capote y tras el tercio de banderillas, brindó este toro al público, más por amor a la afición que porque le haya gustado el toro… Porque fue manso, desclasado y con peligro, siempre con la Miranda puesta en el cuerpo del torero. Hubo buenos muletazos y demasiado empeño de Bolívar pero fue imposible realizar una tanda templada y ligada; la faena se alargó más de lo debido, perdió compostura y la gente no se sintió a gusto tampoco. Estocadón en lo alto. Palmas y pitos al toro.

Bolívar quería cerrar con broche de oro su temporada en Cali pero las escasas fuerzas de Elegante, se lo impidieron, y qué lástima porque a comparación de sus hermanos, este toro era encastado y quería embestir, pero sus extremidades se doblaban y no se lo permitían. Luis tuvo mucha verdad en su toreo, se cruzó y se encunó, pero tampoco eso fue suficiente. Estocada que caló al toro. Saludo.

No se le llama figura del toreo a Alejandro Talavante en vano, no pudo mostrarse como hubiese querido pero hizo más de lo que se podía con un toro manso, deslucido y con embestida molesta. Lo toreó mejor por el derecho, aunque también los naturales hicieron parte de la faena. Estocada efectiva. Saludo desde el tercio tras petición muy acogedora de una afición que lo entendió, y pitos al toro.

La oportunidad en que más se le ha visto entregado a Talavante en Colombia, precisamente en su debut en la plaza de toros de Cali, no era fácil el toro pero si era encastado, con picante, aunque siempre con la cara arriba. Talavante presentaba la muleta planchada por las dos manos, pero el toro trompicada la pañosa; muy buenos derechazos y naturales, más llenos de emoción que de limpieza. Una gran estocada. Oreja y palmas a toro.