ROCA REY se tomó a Manizales. Indultó toro.


por Alberto Lopera

triunfo rocaAl finalizar la corrida, doce mil gargantas corearon al unísono: Torero…torero…torero! mientras en hombros era paseado por el redondel Andrés Roca Rey, el nuevo fenómeno de la torería americana, camino a consagrarse este 2016 en España y  encasillarse muy pronto en el escalafón de las figuras.
Lo ejecutado al sexto toro, de nombre “Incógnito” precioso ejemplar de Santa Bárbara marcado con el # 779,  merecedor del Indulto por petición general fue todo un tratado de bien torear y auténtica demostración de valentía torera. Estuvo desde el inicio variadísimo con el capote intercalando preciosos lances a la verónica de pies juntos con saltilleras, caleserinas, y gaoneras que armaron el alboroto en los tendidos.
Algo grande se presagiaba cuando brindó a un ganadero amigo y al público que estupefacto vivió el inicio de estatuarios por la espalda tan ceñidos que en los pitones quedaron prendidos hilos de oro de su traje. El toro se fue arriba, bravo y encastado. El torero también. Las series de mano baja, arrastrando el engaño fueron de locura por el temple y ligazón. Comenzaron los pañuelos el flamear continuo y el pasodoble “Feria de Manizales” exclusivo para las grandes faenas no paró de sonar hasta el momento culminante del simulacro, atendiendo así la orden presidencial del Indulto. Faenón grande vivió ayer Manizales, de locura colectiva. Ojalá la superen las figuras por venir, será difícil.

Muy bien la actuación del colombiano Cristóbal Pardo, especialmente en su primero, otro gran toro del magnífico encierro traído por el ganadero Carlos Barbero. Este toro sardo y albardado desde la salida mostró su bravura, fijeza y calidad. Bien  toreado con el capote y largamente ovacionado el torero en tres pares de banderillas con exposición. Muy completa la faena de muleta iniciada de hinojos, y rematada con series de mando, clase y calidad por los dos pitones. Efectiva la espada y merecido el premio de la primera oreja en la corrida. Lamentablemente su segundo con defecto visual, le impidió acompañar en la salida a hombros a su alternante Roca Rey.

Abrió la corrida el rejoneador Willi Rodríguez quien cumplió gran actuación en sus dos toros, ambos escasos de raza y con dificultades para el toreo a caballo, pues esperaban demasiado cortando el viaje. No obstante en su caballo estrella “Peramanca” escuchó fuertes ovaciones en la colocación de banderillas al quiebro y al violín. En su primero la petición de oreja fue mayoritaria haciendo injustamente caso omiso la Presidencia.
RESUMEN – Primera corrida Feria de Manizales. Casi el lleno en la plaza. Corrida de Santa Bárbara muy seria y bien presentada. El sexto toro fue indultado. Willi Rodríguez, rejoneador, petición con saludos y palmas. Cristóbal Pardo, oreja y un aviso. Andrés Roca Rey, ovación con saludos y dos orejas simbólicas, saliendo a hombros.