Diego Ventura, AMO del toreo a caballo


por Alberto Lopera

IMG_2699Dio gusto de verdad, ver los tendidos casi llenos de la plaza de Manizales en la tercera corrida ferial con tarde espléndida, sin aire molesto. Lamentable sí, ver las caras largas al final. Y todo por culpa del mal juego de los toros de Dosgutiérrez que, aunque de presentación aceptable, muy lejos estuvieron de la bravura, haciendo imposible un mejor lucimiento a los integrantes del cartel.

La casta y la afición del rejoneador Diego Ventura salvaron la tarde del naufragio total. Lo ejecutado en su segundo toro es admirable, pues sacar del letargo a doce mil pacientes aficionados no era fácil. Las farpas de salida en perfecta colocación animaron el cotarro mientras el toro era perfectamente sometido para lucir con las banderillas al quiebro en ese maravilloso caballo “Oro” que con los rayos del sol lucía más bello. Toreo de costado, y la pirueta después de banderillear encendieron los tendidos. Y aún más con las cortas cuando salió “Morante” el mordelón, la plaza enloqueció. El certero rejón de muerte tuvo efecto a los cinco segundos, mientras los pañuelos con fuerza inusitada lograron el premio de las dos orejas. En el toro de apertura estuvo sensacional a pesar de las dificultades: embestida corta y siempre cruzada.

Mala suerte de Talavante en el sorteo. Dos toros imposibles para lucir, su primero falto de raza, sin perseguir, totalmente negado. Lo intentó inútilmente con la mano izquierda pero el toro se fue definitivamente abajo. Eso sí, muy efectiva la estocada. Su segundo sin un solo pase. Y esto lo dice todo.

Sonoras fueron las ovaciones para el joven diestro nacional Sebastián Ritter cuando saludó su primer toro con verónicas de pie juntos, y más fuertes en el quite por ceñidas gaoneras. Su faena fue interesante en varias tandas con la derecha de buen temple, pero todo quedó en el olvido al momento de utilizar el acero, muchos pinchazos hasta escuchar los tres recados del palco alto. En el que cerró la corrida muchas ilusiones al inicio muleteril por estatuarios, y en las dos series en redondo por ambos lados, hasta cuando el de Dosgutiérrez resolvió pararse con la cara arriba.

RESUMEN – Tercera corrida Feria de Manizales. Casi lleno. Toros de Dosgutiérrez de poco juego y aceptable presencia. El rejoneador Diego Ventura, ovación y dos orejas con salida a hombros. Alejandro Talavante, silencio y pitos injustos. Sebastián Ritter, tres avisos y palmas.