El Juli y López Simón triunfadores en mano a mano


por Alberto Lopera

A hombros de los aficionados salieron hoy de la plaza de Valencia El Juli y López Simón quienes cortaron dos orejas cada uno a los nobles toros de Garcigrande en la corrida mano a mano anunciada, en la que ambos resultaron triunfadores gracias a su entrega, valor y deseos de triunfo.

En el centro del ruedo fijó Juli al abanto quinto, que barbeó las tablas de salida. Castaño y bizco el de Domingo Hernández. Entró en quites Simón, dando un farol de rodillas seguido de chicuelinas con más voluntad que templanza y lucimiento. Replicó Juli con cuatro lopecinas -la última, cumbre, rematando y dando salida a la embestida por abajo- y dos medias enroscándose la embestida a la cintura. Alarde de raza. La plaza, un manicomio. Javier Ambel saludó en banderillas y Juli se fue a los medios a brindar al público. Sonó la diana floreada. Se lo sacó a los medios Julián, rematando con un molinete rodillas. Pura entrega. De inmediato, cambió la velocidad e imprimió temple en una primera serie sobre la diestra. A partir de ahí, fue una antología de la mejor tauromaquia de Juli. Los naturales dejando la muleta abajo, muerta y tirando de la embestida y de la voluntad de “Fragata” -que así se llamaba el excelente animal- pusieron boca abajo los tendidos. El toro respondió con profundidad y empuje en sus humilladas acometidas. Nota muy alta para el bravo “Fragata”, que deslumbró también por su enorme fondo, aguantando la tremenda exigencia de las series de su lidiador. Cumbre de nuevo a derechas el torero, profundo y mandón. Faena redonda, como los pases de pecho de pitón a rabo. Pinchazo, pinchazo hondo y descabello. Oreja y puerta grande.

Cerró plaza otro buen toro de Domingo Hernández. Noble, manejable, con fondo. López Simón, espoleado por el faenón de Juli al quinto, ejecutó otra labor más abundante que lucida, con series sobre ambas manos que caldearon el ambiente pero sin terminar de ponerlo en ebullición. No era fácil después del “huracán Juli”. Una estocada defectuosa de lento efecto puso fin a la función.

Valencia, 18 de marzo de 2016. Noveno festejo de la Feria de Fallas. Toros de Garcigrande (1º, 2º, 3º y 4º bis) y Domingo Hernández (5º y 6º). Bien presentados, aunque desiguales de volúmenes. Buenos 2º, 4º, 6º y, especialmente, el excelente 5º. Noble y manejable, con fondo, el 1º, mejor por el lado derecho. Difícil, peligroso y de mala condición el 3º. Julián López “El Juli”, ovación con saludos tras petición, oreja y oreja; y Alberto López Simón, oreja, oreja tras aviso y palmas tras petición.Entrada: Casi lleno. Javier Ambel saludó tras parear al quinto.