Cayetano puso broche de oro a las Fallas de Valencia


por Alberto Lopera

Con broche de oro Cayetano cerró la Feria de Fallas 2016 en Valencia. Dos orejas y salida a hombros de la plaza es el balance triunfal de este torero que viene dispuesto a ubicarse en el escalafón de figuras.

Cayetano le cortó las dos orejas al buen tercero. Fue un toro pronto, noble, con recorrido, que embistió mejor por el pitón derecho. Cayetano, decidido desde el recibo con una larga cambiada a porta gayola, galleó por rogerinas para llevar al toro al caballo y arrancó su labor muleteril de hinojos. Ese fue el punto de inflexión de la faena. Puso a la plaza boca abajo tras ligar una serie diestra en redondo, cambiándose la muleta por la espalda y rematando con el de pecho también con las dos rodillas en tierra. El público, en pie. Luego, toreó con clasicismo por los dos pitones en series que llegaron a los tendidos y cerró al toro en el tercio con toreros doblones. Remató con una gran estocada, de la que el toro salió rodado casi sin puntilla.

Valencia, 20 de marzo de 2016. Última de la Feria de Fallas. Toros de Juan Pedro Domecq, nobles y deslucidos por flojos y faltos de empuje . El Fandi, silencio tras aviso y ovación con saludos tras petición; Manzanares, silencio tras aviso y ovación con saludos; y Cayetano, dos orejas y palmas. Entrada: Lleno.

Cayetano le cortó las dos orejas al tercero: “Estoy feliz, no tengo palabras para explicar lo que siento. Es un día importante para mí, tenía ganas de sacar lo mejor de mí cuando me ayudara un toro”. Aseguró a la muerte del sexto:“Tenía esperanza porque era hermano de un toro que me tocó en Ronda, pero siempre se quedaba a mitad del pase y estaba muy conmigo, nunca lo he visto medito de todo en la muleta. Me quedo con la felicidad de la puerta grande”.