Iván Fandiño, heróico en Las Ventas de Madrid


por Alberto Lopera

fandinoheroeeeActuación heroica de Iván Fandiño en la plaza de Las Ventas en el mano a mano con Morenito de Aranda en la tradicional corrida de Resurrección. Muy complicados los toros de Martín Lorca, faltos de bravura y raza.

El primero de Martín Lorca fue un toro bien hecho, que sacó virtudes como la nobleza y la fijeza. Astado manejable, que dejó estar. Cogió a Fandiño de forma espectacular en un quite por gaoneras, sin mayores consecuencias que la fenomenal paliza. Morenito anduvo centrado con el toro, dando una tanda relajada por el pitón derecho y otra por el izquierdo. El público respondió bien. Sobró la parte última de la faena, en la que decayó la intensidad. Faena salpicada de muletazos buenos.

Encastado y exigente el tercero, un toro que nada regaló y que pidió entereza y corazón. Toro de apuesta. Morenito brindó al público y buscó domeñar al animal en una faena de ida y vuelta que no acabó de romper. Fue también muy molestado por el fuerte viento que sopló durante su actuación. Estocada desprendida. Silencio. Antes, hubo emoción en el tercio de quites. Fandiño entró en liza con ajustadas gaoneras y respondió Morenito con verónicas a pies juntos.

No valió el quinto, un toro que embistió rebrincado, sin clase y soltando la cara. Morenito anduvo queriendo, porfión, pero el toro no le dio opciones. Estocada casi entera. Silencio.

Hondo y cuajado el cinqueño segundo, se aplomó demasiado pronto y se agarró al piso. Embistió a la defensiva y protestando y ante él, Iván Fandiño, puso tesón y autoridad hasta ganarle la partida. Por encima de su oponente el vizcaíno, el lucimiento fue imposible, siendo silenciada su actuación. El cuarto tuvo nobleza pero le faltó raza y fuerza. Pese a las protestas del público, el presidente lo mantuvo en el ruedo, no aguantando el toro y perdiendo las manos en repetidas ocasiones. Imposible la lidia. Abrevió Fandiño que lo tumbó de una estocada.

El sexto fue devuelto a los corrales tras blandear en el primer tercio. En su lugar saltó un sobrero de José Luis Pereda justo de fuerza y manejable. Fandiño tiró de corazón y de raza, queriendo mucho. Dio dos tandas buenas por el pitón derecho. Bajó algo sobre el izquierdo, pero el trasteo remontó de nuevo el vuelo en un final por bernadinas. Heroica fue su manera de entrar a matar, encunándose sobre los pitones, dejando un espadazo contrario y siendo volteado aparatosamente. El toro tardó en caer y Fandiño, con la cara ensangrentada y el vestido roto, vio cómo le pidieron la oreja. El presidente no accedió y todo quedó en una fuerte ovación con saludos.

Madrid, domingo 27 de marzo de 2016. Toros de Martín Lorca, EscribanoMartín (2º y 6º) y un sobrero (6º bis) de José Luis Pereda. Bien presentados, aparatosos de pitones. Bueno el 1º, con nobleza; exigente y encastado el 3º; deslucidos en distintos grados 2º, 4º y 5º. El 6º bis, manejable. Morenito de Aranda, ovación con saludos tras aviso, silencio y silencio; Iván Fandiño, silencio, silencio y ovación con saludos tras petición. Entrada: Menos de media plaza en tarde fría y ventosa. Ambos toreros saludaron una ovación al término del paseíllo.