Morante en Sevilla: cero y van tres…hasta cuándo?


por Alberto Lopera

lsimon_dia12Es la pregunta que se hacen los aficionados: hasta cuándo Morante? – Son ya tres corridas – de las cinco contratadas en la feria- y nada de nada. Apenas chispazos con el capote y pare de contar. Hoy los toros de Jandilla echaron al traste la expectativa de una corrida que esperaba mucho de los tres matadores: Morante, Diego Urdiales y López Simón el mejor librado al lograr dar una vuelta al ruedo recibiendo muchas palmas.

El primero, con el hierro de Jandilla, fue devuelto a los corrales por inválido, saliendo en su lugar un sobrero colorado de Albarreal que fue absolutamente inservible por parado y desfondado. Ni un esbozo de pase a cargo de Morante, que mató de estocada tras pinchazo. Silencio.

El cuarto fue un marmolillo. Falto de vida. De imposible lucimiento por parado. Ni un muletazo de Morante. Estocada habilidosa y un descabello. Silencio.

El segundo, con el hierro de Vegahermosa, no tuvo mal fondo, pero tampoco capacidad para terminar de empujar. Le faltó motor o le sobraron kilos. Faena de detalles y destellos de mucha torería a cargo de Diego Urdiales. Labor de pinceladas sueltas que si no pudieron tener ligazón o continuidad fue porque al toro, noble, le faltó repetir. Mató de una gran estocada y saludó una ovación.

Toro muy grandón el quinto, que se mostró a la defensiva durante su lidia, lanzando más gañafones y protestando que embistiendo de verdad. No pasó nada en la labor de Urdiales, que mató de estocada y fue silenciado.

López Simón dio la vuelta al ruedo tras lidiar al tercero, un toro noble pero que duró muy poco. Mientras aguantó el animal, el madrileño dio dos o tres tandas buenas pero luego el de Jandilla se ancló al piso. Cortó en seco la música y el de Barajas remató su labor, eso sí, con un estoconazo soberbio. La gente se vino arriba tras la suerte suprema y pidió una oreja que bien podría haber concedido el palco. Todo quedó en vuelta al ruedo tras petición.

Se paró el sexto, el de más peso de la corrida. No caminó por más que lo cuidaron en todos los tercios. Ni un pase pudo dar el madrileño Simón. Tampoco siquiera arrimarse. No tenía sentido. Espadazo y silencio para el torero.

Sevilla, 12 de abril de 2016. Décima de la Feria de Abril. Toros de Jandilla, Vegahermosa (2º) y un sobrero de Albarreal (1º bis). Bien presentados y de muy poco juego en conjunto. El 5º se movió más, pero sin clase. Morante de la Puebla, silencio en ambos; Diego Urdiales, ovación con saludos y silencio; y López Simón, vuelta al ruedo tras petición y silencio. Entrada: Lleno.